Sermons

【Capítulo 6-2】 < Apocalipsis 6:1-17 > Las Eras de los Siete Sellos



< Apocalipsis 6:1-17 >


El tema de cada capitulo del Apocalipsis puede ser resumido como sigue:

Capitulo 1 – El prologo de la Palabra del Apocalipsis

Capítulos 2-3 – Cartas a las siete iglesias en Asia

Capitulo 4 – Jesús quien se sienta en el trono de Dios

Capítulo 5 – Jesús Quien esta en el Trono como el Representante de Dios Padre

Capitulo 6 – Las siete eras puestas por Dios

Capítulo 7 – Aquellos que serán salvos durante la Gran Tribulación

Capítulo 8 – Las trompetas que anuncian las siete plagas

Capítulo 9 – Las plagas del hoyo sin fondo

Capítulo 10 – ¿Cuando ocurrirá el rapto?

Capítulo 11 – ¿Quienes son los dos olivos y los dos profetas?

Capítulo 12 – La Iglesia de Dios que encarará gran sufrimiento

Capitulo 13 – El surgimiento del Anticristo by el martirio de los santos

Capítulo 14 – La resurrección y rapto de los santos, y su alabanza a Dios en el aire

Capítulos 15-16 – El comienzo de las plagas de los siete tazones

Capítulo 17 – El juicio de la gran ramera que se sienta en las muchas aguas 

Capítulo 18 – La caída de Babilonia

Capítulo 19 – Un Reino gobernado por el Todopoderoso

Capítulo 20 – El Reino del Milenio

Capítulo 21 – La santa ciudad del cielo

Capítulo 22 – El Cielo y la Tierra Nuevos, donde el agua de vida fluye


Comenzando desde el primer capítulo, cada capítulo de la Palabra del Apocalipsis tiene un tema, y cuando se descubre todos se conectan con los demás capítulos. Igual que en Romanos, en donde el capítulo 1 es la introducción, el capitulo 2 es la Palabra de Dios a los Judíos y el capitulo 3 es Su Palabra a los Gentiles, el Libro del Apocalipsis también continua con un tema para cada capítulo.

La razón por la cual estoy explicando Apocalipsis basado en toda la Palabra se debe a que mucha gente ha discutido el Apocalipsis con toda clase de hipótesis, y si tú lees Apocalipsis a través del enfoque de estas creencias, no te salvaras de cometer serios errores.

Debido a que la Biblia fue escrita a través de la gente de Dios inspirada por el Espíritu Santo, no tiene absolutamente nada que necesite corrección. En contraste, los libros seculares tienen errores y requieren muchas correcciones, sin importar lo bueno y lo conocido que pueda ser el autor. Pero la Palabra de Dios no ha cambiado para nada, a pesar de que ha pasado por miles de años. A pesar de los muchos años que han pasado, la Palabra de Dios permanece sin errores, ya que fue escrita a través de los siervos de Dios cuyos corazones fueron inspirados por el Espíritu Santo.

Debido a que lo que Dios quiere decirnos esta Escondido en la Biblia, muchos de nosotros hemos permanecido ignorantes de la Escritura. Pero desde la misma creación, la Biblia nunca ha cambiado ni siquiera una vez. Pero debido a que mucha gente tiene un entendimiento muy pobre de la Palabra de Dios y Su plan, comenzaron a interpretar la Escritura con sus propios pensamientos.

Ya que Dios no revela Sus secretos a cualquiera, aquellos que no lo adoran y no creen conforme a la Palabra, quienes tratan de llenar su propia ambición tomando el nombre de Dios en vano, no pueden ver la verdad nunca. En otras palabras, la gente que tiene pecado nunca podrá entender la Palabra del Apocalipsis no importa lo mucho que se esfuercen. Se debe a su falta de habilidad para entender la Palabra que se cometen toda clase de errores –algunos terminan creyendo en ilusiones vanas acerca del fin de los tiempos, los estudian y aún anuncian la segunda venida de Jesús, mientras que otros interpretan la Biblia a su propio capricho, cometiendo toda clase de errores en el proceso.

Representantes de ellos, entre los teólogos que conocemos están Abraham Kuyper y Louis Berkhof, quienes avocaron la no existencia del milenio, así como C. I, Scofield, quien expuso la teoría del rapto pre-tribulación. Pero la hipótesis avocada por estos académicos son todas enseñanzas erróneas meramente basadas en sus propios pensamientos.

Primero que nada, la doctrina del no milenio avocada por los conservacionistas argumenta que no existe un Reino del Milenio separado, y que este Reino se lleva cabo en los corazones de los santos ahora en esta tierra. El no milenio niega el establecimiento actual del Reino del Milenio en el futuro. Esta ‘hipótesis’ interpreta al reino del Milenio en términos simbólicos, tratando al periodo en el cual los santos viven hasta el regreso de Jesucristo como el periodo del reino del milenio. Pero la interpretación ofrecida por los que no creen en el milenio, de que el Reino del Milenio esta ya actualizado en los corazones de los santos ahora sin la Gran Tribulación, es un profundo error.

Sin embargo, aún más extendido por todo el mundo que el no creer en el milenio, es la teoría del rapto pre-tribulación expuesto por Scofield. Pero esta “dispensación” ha terminado por alterar el mismo plan de Dios. Aún antes de la creación del universo Dios planeo siete eras, y conforme ha pasado el tiempo Él ha cumplido todo de acuerdo a Su Plan. Pero la gente que ignora el plan de Dios revelado en Apocalipsis 6 ha producido esta teoría equivoca del rapto pre-tribulación. Argumentan que los nacidos de nuevo de entre los Gentiles serán raptados antes de la llegada de la Gran Tribulación, y de que parte de la gente de Israel será salva durante el periodo de siete años de la Gran Tribulación.

Esta teoría permanente como una doctrina que ha arrojado a mucha gente dentro de una gran confusión. Si el rapto de los santos ocurriera antes de la Gran Tribulación, como afirma la teoría del rapto pre-tribulación, no habría ni la persecución de los santos ni el martirio que se menciona en Apocalipsis 13. Por lo tanto, los creyentes en Jesús deben sacar esta doctrina del rapto pre-tribulación y preparar su fe creyendo en el hecho que su rapto vendrá en la mitad de la Gran Tribulación.

La Palabra del Apocalipsis nos revela como Dios guiará al mundo de acuerdo a la dispensación de Sus siete eras. Debemos ver a través del enfoque del plan de las siete eras puestas por Dios como se discutió a través de Apocalipsis 6. Por lo tanto, debemos creer como aparece lo que está escrito en Apocalipsis 6. Para hacer eso debemos creer en la Palabra secreta de las siete eras testificadas por toda la Biblia, en lugar de pensar en ella en términos parciales mirando solo lo pequeño, desuniendo partes de la Escritura.

Así como el evangelio del agua y el Espíritu ha estado escondido de la gente, también lo han estado las siete eras de Dios. Aunque los académicos bíblicos han tratado de entender la Palabra del Apocalipsis y han propuesto muchas teorías enfocándose en sus propios pensamientos, la Palabra del Apocalipsis aún continua siendo muy difícil de entenderla. Esto es semejante al hecho de que el evangelio del agua y el Espíritu ha estado escondido hasta ahora. Pero las teorías que los académicos han propuesto acerca del regreso de Cristo, el rapto de los santos o el Reino del Milenios no han traído beneficio a aquellos que creen en Jesús.

Para que nosotros entendamos la Palabra del Apocalipsis es absolutamente critico comprender el capitulo 6. Este capítulo es la clave para resolver y entender toda la Palabra del Apocalipsis. Pero antes que tratemos de comprender toda la Palabra del Apocalipsis, existe una cosa que debemos recordarnos: es imposible entender Apocalipsis sin habernos dado cuenta y sin creer en el evangelio del agua y el Espíritu. Debes entender que la verdad de Dios puede ser comprendida solo cuando primero conoces y crees en el evangelio del agua y el Espíritu.

Fue “cuando Él abrió el séptimo sello,” como se menciona en Apocalipsis 8, que las plagas de las siete trompetas descenderán sobre el mundo. Esto explica los eventos que se desarrollarán durante la cuarta era mencionada en Apocalipsis 6, la era del caballo pálido. Por lo tanto, sin primero entender las siete eras puestas por Dios, tampoco podrás entender las plagas de las siete trompetas. Para entender la Palabra del Apocalipsis en su totalidad, debemos primero entender y creer en el evangelio del agua y el Espíritu que Dios nos ha dado.

La Palabra de Dios en Apocalipsis 6 nos da una idea del diseño total que Dios hizo cuando Él creó a la humanidad. Dios ha dividido el principio y el fin de la humanidad en siete diferentes eras.

Estas son: primero, la era del caballo blanco; segundo, la era del caballo rojo; tercero, la era del caballo negro; cuarto, la era del caballo pálido; quinto, la era del martirio y rapto de los santos; sexto, la era de la destrucción del mundo; y séptimo, la era del Reino del Milenio y del Cielo y Tierra Nuevos. Creemos y obedecemos que Dios así ha dividido Su plan de las siete eras para la humanidad. En el presente, el mundo está en la era del caballo negro, habiendo pasado a través de los caballos blanco y rojo.

La Escritura nos dice que la era en la cual estamos ahora viviendo es la era del hambre. Pero la era del caballo pálido también está muy próxima. Con la llegada de la era del caballo pálido comenzará el martirio de los santos, entrando al periodo de siete años de la Gran Tribulación. Esta era de las tribulaciones y martirio es la era del caballo pálido.

“Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente que decía: ‘¡Ven!’ Y miré, y he aquí un caballo pálido; y el que estaba montado sobre él se llamaba Muerte; y el Hades le seguía muy de cerca. A ellos les fue dado poder sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada y con hambre y con pestilencia y por las fieras del campo.” El pasaje aquí, “A ellos les fue dado poder sobre la cuarta parte de la tierra, para matar.... por las fieras del campo.” Indica que el Anticristo surgirá durante la era del caballo pálido y hará mártires de los santos.

Los eventos que acontecerán durante la era del caballo pálido están mencionados en Apocalipsis 8:1-7. como está escrito: “Cuando él abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. Y vi a los siete ángeles que estaban delante de Dios, y les fueron dadas siete trompetas. Y otro ángel vino y se puso de pie delante del altar. Tenía un incensario de oro, y le fue dado mucho incienso para que lo añadiese a las oraciones de todos los santos sobre el altar de oro, que estaba delante del trono. Y el humo del incienso con las oraciones de los santos subió de la mano del ángel en presencia de Dios. Y el ángel tomó el incensario, lo llenó con fuego del altar y lo arrojó sobre la tierra. Y se produjeron truenos y estruendos y relámpagos y un terremoto. Los siete ángeles que tenían las siete trompetas se dispusieron a tocarlas. El primero tocó la trompeta. Y se produjo granizo y fuego mezclados con sangre, y fueron arrojados sobre la tierra. Y la tercera parte de la tierra fue quemada, y la tercera parte de los árboles fue quemada, y toda la hierba verde fue quemada.”

La discusión anterior de las plagas de las siete trompetas en Apocalipsis 8 provee una reiteración detallada de la verdad de la era del caballo pálido mencionada en Apocalipsis 6. Esta Palabra menciona en detalle el surgimiento del Anticristo y las plagas de las siete trompetas, y los siete tazones que se desarrollarán durante la era del caballo pálido.

Por otro lado, los capítulos 4 y 5 nos dicen que Jesucristo reinará sobre el mundo y todo lo que está por venir ante Dios, y que todo el plan completo del Padre será realizado por Jesucristo como Dios. Así que descubrimos a través de Apocalipsis 4 y 5 cuan maravilloso y que Dios Todopoderoso realmente es Jesucristo.

Apocalipsis 8 nos dice: “Los siete ángeles que tenían las siete trompetas se dispusieron a tocarlas. El primero tocó la trompeta. Y se produjo granizo y fuego mezclados con sangre, y fueron arrojados sobre la tierra. Y la tercera parte de la tierra fue quemada, y la tercera parte de los árboles fue quemada, y toda la hierba verde fue quemada.” Cuando llegue la era del caballo pálido, una tercera parte de los bosques del mundo serán quemados, y a este desastre le seguirán mas plagas aún.

La plaga de la primer trompeta es un desastre que quemará una tercera parte de los árboles y de la hierba. Cuando este desastre golpee al mundo, los bosques que permanezcan también serán devastados por los efectos de la contaminación del gran fuego, ocupando una tercera parte del mundo, con el humo bloqueando al sol en la tierra. Las cosechas fallarán y el mundo será arrojado en una hambruna tremenda.

En esta era de hambre, el salario de un día de trabajo comprará un cuarto de trigo o tres cuartos de cebada. El mundo ahora encara la llegada inminente de esta hambruna extraordinaria. Esta hambre del mundo vendrá de dos formas, física y espiritual. El hambre espiritual ya existe en el mundo actual.

Las iglesias de la actualidad están llenas de Cristianos nominacionales, incapaces de compartir el pan espiritual y la vida del evangelio del agua y el Espíritu con el mundo. La gente alrededor del mundo, desde Europa hasta Asia al continente Americano, está ahora viviendo en la era de su destrucción. Pocos en el Cristianismo actual proveen el pan espiritual para alimentar a las almas hambrientas.

Describimos la era del caballo pálido como la era del surgimiento del Anticristo. Durante este periodo, los desastres naturales convertirán el pan y el agua en comodidades escasas, en donde todos a duras penas se las arreglará para sobrevivir a través de la tremenda hambruna. Aunque el mundo continué con su progreso científico, el estándar de vida caerá en la pobreza extrema, de la clase que nunca antes ha visto. ¿Acaso la gente que vive en un mundo así, tendrá deseos de continuar con sus vidas?

En este tiempo de Tribulación, todos debemos abrazar nuestro martirio y glorificar a Dios creyendo en la Palabra del evangelio del agua y el Espíritu. Así los santos que creen en el evangelio del agua y el Espíritu darán toda la gloria a Dios con su martirio por defender su fe y sean invitados a la cena de las bodas del Cordero.

El Apóstol Pablo dijo que él se convirtió en Su siervo por el Reino de Dios. Los Apóstoles predicaron el evangelio del agua y el Espíritu para que muchos pudieran entrar en el Reino del Milenio.

Durante el tiempo de la Gran Tribulación, habrá gente de entre los israelitas quienes también serán martirizados y raptados por creer en Jesús. Así también los santos que pertenezcan al periodo de la Gran Tribulación durante la era del caballo pálido. Cuando venga la Gran Tribulación, todos en este mundo estarán buscando a alguien que pueda traer orden a un mundo asediado por los desastres. Anhelarán a alguien que pueda resolver los problemas ocasionados por los desastres naturales catastróficos, y quien pueda resolver los numerosos problemas económicos, políticos y religiosos que encaran, aquí es cuando el Anticristo surgirá.

Recientemente una autora Japonesa escribió una serie de libros titulados La Historia de los Romanos, que no traía otra cosa que alabanzas para los emperadores Romanos. El argumento principal de la autora era que el mundo necesitará pronto a un líder que pueda tener poder absoluto. Mucha gente estuvo de acuerdo con ella. Durante la Gran Tribulación, la gente querrá un líder poderoso que pueda gobernar sobre el mundo con mano de hierro –no los muchos gobernantes, cada uno con su propio dominio, sino uno solo, un gobernador poderoso del mundo entero.

En el presente, el mundo esta dividido en muchas naciones-estados, y cada uno tiene su propio líder. Pero en los tiempos finales, la gente querrá un líder mundial carismático que pueda resolver todos sus problemas. El mundo ahora espera a este líder, el Anticristo quien reinará sobre todo el mundo.

La Biblia nos dice que cuando la era del caballo pálido llegue, el Anticristo surgirá con gran poder y subyugará a todos en este mundo bajo su gobierno. La Biblia también nos dice que cuando esta era del caballo pálido llegue, fuego lloverá sobre la tierra y quemará un tercio de los árboles del mundo. Y cuando esta era llegue, el Anticristo gobernará sobre el mundo y nadie podrá comprar o vender algo sin su marca. En este tiempo, los santos serán martirizados por rehusarse a recibir la marca y adorar al ídolo, entonces serán resucitados y raptados. Así cuando termine la era del caballo pálido, se abrirá la era del Reino del Milenio.

El Señor nos dijo que la destrucción de este mundo y la Gran Tribulación vendrán como un ladrón. Por lo tanto, ahora debemos preparar la fe que puede vencer todas las pruebas y la destrucción de la Gran Tribulación. Esta preparación solo es posible creyendo en el evangelio del agua y el Espíritu. Pero para aquellos que así no se preparen, todas las plagas y la destrucción caerá sobre aquellos que no creen en el evangelio del agua y el Espíritu.

Así que, claramente debemos entender y creer que la era actual es la era del caballo Negro. Antes de que llegue el día final, debemos creer en el evangelio del agua y el Espíritu y prepararnos para el futuro.

Aquellos que ahora creen en el evangelio del agua y el Espíritu serán raptados con su martirio. Aquellos que son ricos no continuarán viviendo en comodidad, ni aquellos que son pobres continuaran viviendo en su pobreza. Por lo tanto no debemos estar ni tristes ni jactanciosos por las cosas que nos acontecen ahora, ya que creemos que la era del caballo pálido es inminente, y que todos los santos entonces serán posiblemente martirizados.

De vez en vez, vemos a gente alrededor de nosotros que causa gran confusión analizando el tiempo del regreso de Cristo por si mismos, declarando su propio día y hora para la segunda venida del Señor, haciendo errar a muchos con tales afirmaciones. Pero el regreso de Cristo, de acuerdo a la Biblia, no ocurrirá hasta que suene la séptima trompeta. Por lo tanto, nunca debemos cometer el error de calcular la Palabra de la Biblia y concluir nuestra propia fecha para el regreso del Señor.

También debemos estar al pendiente de aquellos que afirman haber visto la fecha del regreso de Cristo en sueños o visiones. Su sueños no son más que sueños. Pero debido a que Dios nos dice exactamente el tiempo del rapto a través de Su Palabra, debemos creer en la ella.

Cuando llegue la era del caballo pálido, la cuarta era en Apocalipsis 6, los mártires surgirán con las plagas de las siete trompetas, y la resurrección y rapto de los santos vendrá.

Es importante que nos demos cuenta que ahora estamos viviendo en la tercera era de las siete eras puestas por Dios. Debemos darnos cuenta que la era actual es la era del caballo negro. Cuando hagamos eso, podremos sembrar las semillas del evangelio del agua y el Espíritu ahora, y plantando las semillas ahora podremos cosechar cuando llegue la era del caballo pálido.

En el m mundo de la naturaleza creado por Dios, existen algunas plantas que pueden nacer, dar flor, y dar fruto en tan solo una semana. Como estas plantas del desierto, cuando la era del caballo pálido llegue, aquellos que son salvos creyendo en el evangelio del agua y el Espíritu que estamos predicando ahora, también serán martirizados, uniéndose en nuestra resurrección y rapto que el Señor ha permitido para nosotros. En la era de la Tribulación, habrá más gente que ahora que creerá en el evangelio del agua y el Espíritu. En otras palabras, serán martirizados por su fe en el evangelio del agua y el Espíritu.

La Palabra del Apocalipsis no limita su argumentación a la salvación del pueblo de Israel. Si alguien cree que el tiempo del Apocalipsis esta reservado solo para los Israelitas, él/ella está cometiendo un serio error. ¿Por qué? Porque cuando los tiempos del Apocalipsis lleguen, muchos Gentiles serán salvados creyendo en el evangelio del agua y el Espíritu y serán martirizados por defender su fe ya sea que tu conocimiento de la palabra del Apocalipsis sea correcto o no, como tal, puede hacer una gran diferencia en tu fe.

Por lo tanto, debes darte cuenta que simplemente esta mal para los Cristianos de la actualidad el creer en la doctrina del rapto pre-tribulación. La Biblia nos dice que el martirio de los santos vendrá un poco después del punto medio del periodo de siete años de la Gran Tribulación, y que su rapto vendrá un poco después de esto. Debemos resolver la Palabra del Apocalipsis como está escrita, capitulo por capitulo, versículo por versículo y dentro del evangelio del agua y el Espíritu. Al hacer esto, podemos tener el conocimiento correcto de la palabra del Apocalipsis.

Apocalipsis 7 nos dice que innumerable gente de entre los Gentiles recibirá la salvación por su fe, y será martirizada por su fe. Debemos creer en la Biblia como esta escrita –ni en la teoría del rapto pre-tribulación, ni en la teoría del rapto post-tribulación, ni en la inexistencia del milenio, sino en las siete eras puestas por Dios.

El capitulo 1 de la Palabra del Apocalipsis es la introducción, los capítulos 2 y 3 discuten el martirio de los santos, y el capitulo 4 nos dice que Jesucristo es Dios y que Él se sienta sobre el trono de Dios. El capitulo 5 nos muestra como Jesús cumplirá todo el plan de Dios, y el capitulo 6 provee los planos generales de las siete eras planeadas por Dios. Todos estos planes se resuelven dentro de la Palabra del Apocalipsis.

Como nos dice la palabra del Apocalipsis, “Bienaventurados los que mueren en el Señor a partir de ahora,” a partir de ahora, los santos viven en la esperanza de la resurrección y el Reino del Milenio.

Apocalipsis 8:10-11 describe otra plaga: “El tercer ángel tocó la trompeta. Y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha; y cayó sobre la tercera parte de los ríos y sobre las fuentes de agua. El nombre de la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo, y muchos hombres murieron por las aguas, porque fueron hechas amargas.” Dice aquí que en este tiempo una gran estrella quemándose como antorcha cayó sobre los ríos y los arroyos. Esta gran estrella quemándose como una antorcha se refiere a un cometa. En otras palabras, mientras los cielos son movidos las estrellas chocarán entre si y sus pedazos caerán sobre la tierra.

Apocalipsis 8:12-13 continua con otra plaga: “El cuarto ángel tocó la trompeta. Y fue herida la tercera parte del sol, la tercera parte de la luna y la tercera parte de las estrellas, de manera que se oscureció la tercera parte de ellos, y no alumbraba el día durante una tercera parte, y también la noche de la misma manera. Miré y oí volar un águila por en medio del cielo, diciendo a gran voz: ‘¡Ay, ay, ay de los que habitan en la tierra, por razón de los demás toques de trompeta que los tres ángeles aún han de tocar!’” Esto nos dice que un tercio del mundo se oscurecerá mientras los días se convierten en noches.

Cuando las plagas de las siete trompetas comiencen, tú y yo ciertamente las estaremos viviendo. Pero los santos con vida pronto serán martirizados, y ellos vencerán a Satanás con su fe.

Si tú conoces claramente las siete eras reveladas en el Apocalipsis 6, también tendrás un conocimiento claro de lo que debes hacer y la clase de fe que debes tener en la era actual. Debido a que aquellos que creen en el evangelio del agua y el Espíritu serán martirizados en la era del Apocalipsis, deben encontrarse en esta era con esperanza por el Reino de Dios. Mientras vivimos en este mundo, los santos deben prepararse para su martirio en el fin de los tiempos con su fe, y deben trabajar duramente para expandir el Reino de Dios proclamando esta fe.

¿Conoces y crees en las siete eras puestas por Dios? ¿Puedes discernir que estamos ahora viviendo en la era del caballo negro? Si tu no conoces ni crees en el evangelio del agua y el Espíritu ahora, no podrás escapar de las tribulaciones que descenderán a esta tierra. Por lo tanto, debes prepararte ahora. Para tener la fe que puede vencer las tribulaciones, primero que nada expía todos tus pecados creyendo en el evangelio del agua y el Espíritu y prepárate a entrar y a vivir en el Reino del Milenio recibiendo al Espíritu Santo como regalo.

Prepárate ahora. Si intentas posponer y creer en el evangelio del agua y el Espíritu hasta que las plagas de las siete trompetas lleguen, encararas muchas tribulaciones. Es mi esperanza y oración el que tú creas en el evangelio del agua y el Espíritu en este mismo momento, nazcas de nuevo y prepares tu futuro como pueblo de Dios.


Las siete eras puestas por Dios:

1. Caballo blanco: La era del principio y continuación del evangelio del agua y el Espíritu.

2. Caballo rojo: La destrucción de la paz con el advenimiento de la era de Satanás.

3. Caballo Negro: La era del hambre física y espiritual. La era actual.

4. Caballo pálido: La era del martirio de los santos con el surgimiento del Anticristo.

5. La era de la resurrección y rapto de los santos, y la cena de las bodas del Cordero.

6. La era de la destrucción del primer mundo.

7. La era del Reino del Milenio, y el Cielo y la Tierra Nuevos reinando con el Señor y Sus santos.


Estas son las siete eras puestas por Dios. Aquello que conocen estas eras claramente y creen en el evangelio del agua y el Espíritu son los que han preparado su fe para vivir el fin de los tiempos. Yo espero y oró para que tú también seas capaz de discernir estas eras de la fe verdadera puestas por Dios.