Mensajes de los Colaboradores

Fernando Robledo Ayala

¡Hay Que Pagar!



¡HAY QUE PAGAR!



Isaías 1:18. "Venid luego, dice el Señor, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, si vendrán a ser como blanca lana" 



¿Cuál es la voz que habla así, que dice que no es suficiente, que todavía hay que pagar? Es la voz de la conciencia... No podemos deshacernos de nuestra culpabilidad, de nuestras faltas conocidas u ocultas. ¡Imposible echarlas por medio del activismo o de los placeres! Hagamos lo que hagamos, nunca logramos hacer callar totalmente la voz de nuestra conciencia, pues nos sentimos condenados por una ley moral superior.



A veces tratamos de adormecer nuestra conciencia buscando compensar nuestros pecados con buenas obras (una obra de beneficiencia, por ejemplo) que nos prueben que no somos tan malos. ¡Pero nada da resultado, la voz sigue reclamando, y cada vez más!



Sin embargo, escuchemos bien: otra voz se levanta, no para condenarnos, sino para llamarnos. Esta voz insiste nos persigue por todos lados. Es la voz del amor de DIOS, la voz del Evangelio del Agua y el Espíritu que nos presenta un Salvador, el Señor Jesús, y nada puede detenerla.



¡Esta voz llega hoy a usted! Quizá ya la ha escuchado muchas veces, pero no ha respondido... Jesús lo llama a ir a él, a reconocer sus pecados, a hablar con él. Quiere que usted confíe plenamente en él. Él desea dialogar verdaderamente con usted, no para condenarle, sino para decirle que perdona los pecados por medio de su bautismo y obra en la cruz.



Dígale: <<Señor Jesús, voy a ti tal como soy, una masa de pecados>>. ¡Entonces su conciencia será liberada, y usted gozará haciendo la voluntad de DIOS para agradar al Señor! 

- La Buena Semilla. 





"De estima es el buen mobre que las muchas riquezas"

- Proverbios 22:1.



Dios tomo todos tus pecados en su Bautismo. Y los pago con su Sangre en la cruz del Calvario. Todos de una vez y para siempre; 

pasados, presente y futuros.





"Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros"

- Ezequiel 36:26.



"NO ARROJES PIEDRAS EN LA FUENTE DE LA QUE HAS BEBIDO" 

"DEBEMOS PEDIRLE A DIOS QUE NOS AYUDE A VIVIR CADA DÍA EN EL PODER DEL ESPÍRITU SANTO ". 



Tomado De: La Buena Semilla 

Fernando Robledo. Pastor de la Iglesia Emmanuel. 

Dios Los Bendiga. 



www.iglesiacomunidademmanuel.org

iglesiacomunidademmanuel@hotmail.com