Mensajes de los Colaboradores

Fernando Robledo Ayala

Cree En El Señor Jesucristo



CREE EN EL SEÑOR JESUCRISTO.



Jonás 1:7-8, 10-12. "Echaron suertes, y la suerte cayó sobre Jonás. Entonces le dijeron ellos: Decláranos ahora por qué nos ha venido este mal...

Y aquellos hombres temieron sobremanera, y le dijeron: ¿Por qué has hecho esto? Porque ellos sabían que huía de la presencia de Jehova...

¿Qué haremos contigo para que el mar se nos aquiete?... Él les respondió: Tomadme y echadme al mar, y el mar se os aquietará" 



La tormenta que amenazó a Jonás, y la tripulación, era una consecuencia directa de la rebeldía del profeta en contra de la voluntad de Dios. Lo primero que hicieron los marineros fue echar "al mar los enseres que había en la nave", pensando que esto los ayudaría a salir sanos y salvos de la tormenta. Hoy en día, muchos tratan de salvarse de una forma similar, deshaciéndose de ciertas cosas en sus vidas. Algunos dejan de maldecir o mentir, otros renuncian al alcohol o a la inmoralidad, mientras que otros repudian tal o cual cosa, pero a pesar de sus esfuerzos siguen sin tener paz.



Los marineros trataron de usar sus propias fuerzas para salvarse, pues "trabajaron para hacer volver la nave a tierra", pero no pudieron. Los esfuerzos humanos son incapaces de salvar al hombre de la tempestad de Dios. Muchos se han empeñado en ser verdaderamente justos y han dado lo mejor de sí, pero todos han fracasado. El esfuerzo humano no puede calmar la tormenta del Juicio de Dios. La única forma de salvarse es confiando en el Señor Jesús: Su bautismo, muerte y resurrección.



Hizo falta un sacrificio: Jonás. En esto, él es un tipo de Cristo, quien dijo que como Jonás estuvo "en el vientre del gran pez 3 días y 3 noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra 3 días y 3 noches" (Mt 12:40). Nuestro Señor se ofreció a sí mismo y fue a Juan el Bautista para tomar y recibir nuestros pecados. "El Cordero de Dios que quita el pecado del mundo", y como sacrifició por nuestros pecados en la cruz, y luego resucitó para nuestra justificación (Ro 4:25). El gran barco de la humanidad, golpeado por las olas del juicio, va directo a la destrucción.¿Quieres escapar de aquella catástrofe? "Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo" "Nacer de nuevo del Agua y el Espíritu".

- El Señor Está Cerca

- G. V. Wigram. 





"En todo lugar donde yo hiciere que esté la memoria de mi nombre, vendré a ti y te bendeciré"

- Éxodo 20:24.



Dios tomo todos tus pecados en su Bautismo. Y los pago con su Sangre en la cruz del Calvario. Todos de una vez y para siempre; 

pasados, presente y futuros.





"Jesús dijo: Donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos"

- Mateo 18:20.



"NO ARROJES PIEDRAS EN LA FUENTE DE LA QUE HAS BEBIDO" 

"DEBEMOS PEDIRLE A DIOS QUE NOS AYUDE A VIVIR CADA DÍA EN EL PODER DEL ESPÍRITU SANTO ". 



Tomado De: El Señor Está Cerca 

Fernando Robledo. Pastor de la Iglesia Emmanuel. 

Dios Los Bendiga. 

www.iglesiacomunidademmanuel.org

iglesiacomundiademmanuel@hotmail.com