The New Life Mission

Sermones

Tema 9: Romanos

[Capítulo 8-1] Introducción al Capítulo 8

Tal vez el capitulo 8 pueda ser descrito como el capítulo más importante del Libro de Romanos. A través de los diferentes temas que son presentados en este capitulo, Pablo nos revela cuan portentosa es la obra de la justicia de Dios.
El primer tema es: “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús.” (Romanos 8:1). Esto quiere decir que a pesar de cuan vulgar y degradados seamos en la carne, la justicia de Dios nos ha liberado de todos nuestros pecados.
El Segundo tema es: “Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne.” (Romanos 8:3). Esto quiere decir que debido a que la gente no podía seguir la ley dada por Dios en la carne, Jesucristo, tomando todos los pecados sobre sí mismo con su bautismo y su muerte en la cruz, los salvo de sus pecados y juicios. Es porque Jesús vino a esta tierra y tomó todos los pecados de la humanidad de una vez con su bautismo por Juan, para que él pudiera cargar todos los pecados del mundo sobre su cruz, ser crucificado en ella y levantarse de entre los muertos para salvar a aquellos que creen en esta verdad. Todas estas obras de nuestro Señor fueron realizadas para cumplir la justicia de Dios para salvar a los pecadores de sus pecados, en obediencia a la voluntad de nuestro Dios Padre.
El tercer tema es: “Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu.” (Romanos 8:5). Esto quiere decir que cuando decidimos creer en Dios, debemos de creer en él, no siguiendo nuestros propios pensamientos, sino siguiendo la Palabra de Dios.
El cuarto tema es: “Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros” (Romanos 8:9). Aquellos que creen en la justicia de Dios han recibido el Espíritu Santo en su corazón y han llegado a ser hijos de Dios. Esto también quiere decir que no puedes llegar a ser hijo de Dios solo porque asistes a la iglesia diligentemente.
El quinto tema es: “Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne” (Romanos 8:12). Este tema nos dice que aquellos que han sido salvados de todos sus pecados por creer en el evangelio de nuestros Señor que ha cumplido la justicia de Dios no pueden ser deudores a la carne y esclavos de ella.
El sexto tema es: “Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!” (Romanos 8:15). Porque aquellos que creen en Dios han recibido el espíritu santo, ahora llaman a Dios el Padre, “Abba, Padre.”
El séptimo tema es: “El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.
Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.” (Romanos 8:16-17). Aquellos que creen en la justicia de Dios son aquellos que han recibido el Espíritu Santo, y aquellos que han recibido al Espíritu Santo son aquellos que llegarán a ser, junto con Cristo, herederos de su reino del cielo.
El octavo tema es: “Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora” (Romanos 8:22). Esto nos dice que aún los creyentes en la justicia de Dios encaran sufrimiento en este mundo terrenal, junto con todas las demás criaturas, pero también nos dice que en el próximo mundo no habrá lamentos ni dolor.
El noveno tema es: “ Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.” (Romanos 8:30). Esto nos dice que Dios ha llamado a los pecadores en su Hijo  Jesucristo y que él los ha hecho sus hijos, tomando todos sus pecados de una sola vez con su justicia.
Finalmente, el décimo y ultimo tema es: “Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.” (Romanos 8:33). Nadie puede juzgar a los hijos de Dios que han recibido al Espíritu Santo como regalo por su liberación del pecado por creer en la justicia de Dios.
Estos diez temas son los delineamientos básicos de Romanos capitulo 8. Ahora volveremos a examinarlos en detalle con nuestra discusión principal.