The New Life Mission

Sermones

Tema 24: SERMONES PARA LOS QUE SE HAN CONVERTIDO EN NUESTROS COLABORADORES

[24-24] < 1 Reyes 11, 1-13 > Dios bendice a las vidas dedicadas a predicar el Evangelio

< 1 Reyes 11, 1-13 >
«Pero el rey Salomón amó, además de la hija de Faraón, a muchas mujeres extranjeras; a las de Moab, a las de Amón, a las de Edom, a las de Sidón, y a las heteas; gentes de las cuales Jehová había dicho a los hijos de Israel: No os llegaréis a ellas, ni ellas se llegarán a vosotros; porque ciertamente harán inclinar vuestros corazones tras sus dioses. A éstas, pues, se juntó Salomón con amor. Y tuvo setecientas mujeres reinas y trescientas concubinas; y sus mujeres desviaron su corazón. Y cuando Salomón era ya viejo, sus mujeres inclinaron su corazón tras dioses ajenos, y su corazón no era perfecto con Jehová su Dios, como el corazón de su padre David. Porque Salomón siguió a Astoret, diosa de los sidonios, y a Milcom, ídolo abominable de los amonitas. E hizo Salomón lo malo ante los ojos de Jehová, y no siguió cumplidamente a Jehová como David su padre. Entonces edificó Salomón un lugar alto a Quemos, ídolo abominable de Moab, en el monte que está enfrente de Jerusalén, y a Moloc, ídolo abominable de los hijos de Amón. Así hizo para todas sus mujeres extranjeras, las cuales quemaban incienso y ofrecían sacrificios a sus dioses. Y se enojó Jehová contra Salomón, por cuanto su corazón se había apartado de Jehová Dios de Israel, que se le había aparecido dos veces, y le había mandado acerca de esto, que no siguiese a dioses ajenos; mas él no guardó lo que le mandó Jehová. Y dijo Jehová a Salomón: Por cuanto ha habido esto en ti, y no has guardado mi pacto y mis estatutos que yo te mandé, romperé de ti el reino, y lo entregaré a tu siervo. Sin embargo, no lo haré en tus días, por amor a David tu padre; lo romperé de la mano de tu hijo. Pero no romperé todo el reino, sino que daré una tribu a tu hijo, por amor a David mi siervo, y por amor a Jerusalén, la cual yo he elegido».
 
 
Mis queridos hermanos, ¿cómo están? Me alegra estar con ustedes hoy. Hemos ido a Cheonan City hoy para alquilar una casa para uno de nuestros ministros y plantar nuestra iglesia allí. Tiene dos habitaciones pequeñas, un comedor en la parte delantera y una cocina en la parte de atrás. No es nada extravagante, pero Dios nos ha dado una casa suficiente para que él y su familia puedan servirle. Hemos orado a Dios para que proporcionase una casa asequible y buena y nos la ha dado. En el futuro alquilaremos una iglesia y celebraremos cultos de resurgimiento espiritual.
Uno de nuestros miembros vive en esa zona. Está muy contenta de que vayamos a plantar nuestra iglesia en su vecindario. Y pronto, si Dios lo permite, plantaremos una iglesia en la ciudad e Pyeongtaek también. El Pastor Park, que está a cargo de la región de Busan, también ha decidido abrir una iglesia nueva en una ciudad cercana. De esta manera, estos pastores entregarán sus iglesias a sus pastores ayudantes e irán a plantar otras iglesias en otras regiones. Viviremos de manera que complazca a Dios.
Ha pasado mucho tiempo así que quiero compartir la Palabra para poder terminar a tiempo. Ahora necesitamos aún más trabajadores para que hagan la obra de Dios. Por eso siento que debemos predicar el Evangelio en Cora y ganar aún más almas. También siento que necesitamos celebrar reuniones de resurgimiento cada mes y espero que oren por estas cosas.
El pasaje de las Escrituras de hoy es 1 Reyes 11, 1-13. Este pasaje dice: «Pero el rey Salomón amó, además de la hija de Faraón, a muchas mujeres extranjeras; a las de Moab, a las de Amón, a las de Edom, a las de Sidón, y a las heteas»   (1 Reyes 11, 1). Dios ya había dado la siguiente admonición a los descendientes de Israel: «No os llegaréis a ellas, ni ellas se llegarán a vosotros; porque ciertamente harán inclinar vuestros corazones tras sus dioses». Pero a pesar de esta advertencia, Salomón se unió a las mujeres extranjeras y a sus dioses. La Biblia dice: «Y tuvo setecientas mujeres reinas y trescientas concubinas; y sus mujeres desviaron su corazón. Y cuando Salomón era ya viejo, sus mujeres inclinaron su corazón tras dioses ajenos, y su corazón no era perfecto con Jehová su Dios, como el corazón de su padre David. Porque Salomón siguió a Astoret, diosa de los sidonios, y a Milcom, ídolo abominable de los amonitas. E hizo Salomón lo malo ante los ojos de Jehová, y no siguió cumplidamente a Jehová como David su padre. Entonces edificó Salomón un lugar alto a Quemos, ídolo abominable de Moab, en el monte que está enfrente de Jerusalén, y a Moloc, ídolo abominable de los hijos de Amón. Así hizo para todas sus mujeres extranjeras, las cuales quemaban incienso y ofrecían sacrificios a sus dioses» (1 Reyes 11, 3-8).
 
 
Dios le dio el pueblo de Israel a otra persona porque el corazón de Salomón se había vuelvo contra Dios
 
Salomón tenía demasiadas mujeres gentiles. Las princesas gentiles de las que habla la Biblia eran las mujeres que había traído de otros países. Estas mujeres eran sus esposas. Y la Biblia nos dice que estas mujeres le dieron la espalda a Dios e hicieron que Salomón buscase otros dioses a su avanzada edad. Salomón había construido muchos lugares de culto en las alturas para sus mujeres. Salomón también construyó muchos lugares de adoración para los dioses que sus mujeres adoraban. Un día se postraba ante el dios de una de sus mujeres y al día siguiente ante otro. Salomón adoró a muchos dioses gentiles de esta manera.
Pero Salomón no tenía paz, sino que se hizo aún más débil al envejecer. Así es como sus mujeres le hicieron adorar a dioses gentiles. Lo que no logro entender es por qué Salomón quería tanto a las mujeres gentiles. A Salomón le gustaban mucho las mujeres gentiles aunque Dios le había dicho que no se juntara con ellas, y también le había dicho al pueblo de Israel que no adorase a los dioses gentiles cuando lo sacó de Egipto. En Deuteronomio Dios le dijo a Su pueblo que no se casase con las mujeres gentiles cuando entrasen en la tierra. No entiendo cómo Salomón tomó a mil mujeres gentiles como esposas.
Pienso que Salomón quiso evitar entrar en Guerra con otros países a través de estos matrimonios estratégicos. Salomón había escogido un camino diferente al de luchar guerras espirituales. Salomón había decidido formar una alianza con sus enemigos casándose con las hijas de los reyes gentiles. De esta manera Salomón hizo cosas que Dios odiaba. No sé por qué escogió a las mujeres gentiles en vez de a las mujeres de su propio país.
Salomón construyó muchos lugares altos para sus mujeres que había traído de otros países. Quemó incienso por sus mujeres y las ayudó a adorar a dioses gentiles. Al principio seguro que sus mujeres le insistieron incesantemente que construyese santuarios para estos dioses par ano mojarse en la lluvia. Entonces, una vez construyó estos lugares de adoración, puso una puerta en cada santuario. Después puso un ídolo en cada santuario. Después quemó incienso. Después nombró a un sacerdote para cada santuario. Después trajo sacerdotes de países extranjeros para hacer todo tipo de obras que Dios detesta. Salomón tuvo que permitir que los dioses gentiles entrasen en su país uno a uno y al final su corazón le dio la espalda a Dios y lo abandonó.
 
 
¿Qué les ocurre a las personas que hacen el mal?
 
Al final los corazones así abandonan a Dios. Salomón no dejó de adorar a los dioses gentiles aunque Dios le dijese que le quitaría a su pueblo y se lo daría a otra persona. ¿Cuánta riqueza tenía Salomón? Salomón era extremadamente rico porque había heredado las riquezas que su padre había acumulado. La Biblia dice que la plata se gastaba como si fuese piedras en sus tiempos (1 Reyes 10, 27). Esto significa que en sus días las riquezas materiales eran muy abundantes.
Entre los reyes coreanos del pasado, el Rey Sejong es uno de los más respetados. Creó el alfabeto coreano tan único llamado Hangeul o Hunmon Chongum. Es considerado uno de los alfabetos más eficientes del mundo y ha recibido alabanzas de expertos lingüistas de todo el mundo por su diseño y excelencia científicos. Entre todos los idiomas escritos del mundo, el Hangeul es el único designado como “Patrimonio de la Humanidad” por la UNESCO en 1997. Por supuesto el Rey Sejong fue un personaje admirable. Pero lo más importante es que su padre estableció una buena base sobre la que él pudo obtener buenos resultados, y así es como el Rey Sejong también se convirtió en un gran rey.
De esta manera, si Dio le había dado a Salomón estas riquezas y poder a través de su padre David, tendría que haberlas utilizado para adorar a Dios y llevar a todo el mundo a honrar a Dios. Pero Salomón no hizo esto y utilizó las bendiciones múltiples de Dios para vivir por sí mismo. Vivir por uno mismo es la razón por la que se forma el cristianismo falso.
 
 
David caminó siguiendo los mandamientos de Dios y tuvo una fe fuerte en la Palabra de Dios
 
David había vivido por fe en Dios durante toda su vida. Libró batallas espirituales continuamente hasta que murió. Dios no permite que matemos a la gente en una batalla física. Pero en el Antiguo Testamento la gente de fe solía luchar por Dios y por eso David tuvo que luchar contra los enemigos de Dios. David también hizo que el pueblo de Dios le adorase y luchó por la nación de Dios. Después de que David se convirtiese en el rey de Israel y llevase a su nación bajo una sola autoridad, los israelitas solo adoraron a Dios. David nunca les permitió adorar a otros dioses durante su reinado. David había conseguido todo por fe, pero Salomón, por otro lado, gastó todo lo que David había acumulado por el placer de su carne. Como resultado, la fe de Salomón se deterioró y se convirtió en el creador del pseudo-cristianismo que vemos hoy en día.
La palabra pseudo significa algo que es igual por fuera pero diferente por dentro. En nuestro mundo hay muchos pseudo reporteros, pseudo expertos y pseudo cristianos. Hay muchas personas que creen en Jesús de manera incorrecta. Los que no creen en el Evangelio del agua y el Espíritu son las personas que tienen la fe incorrecta; son pseudo creyentes. Dios le dio muchas bendiciones a David, pero Salomón las heredó y vivió solo para sí mismo. Entonces se originó el pseudo cristianismo.
 
 
¿Por qué se formó el pseudo cristianismo de hoy en día?
 
El cristianismo de hoy en día ha deteriorado y se ha convertido en pseudo cristianismo porque sus ministros solo buscan las ganancias materiales y la prosperidad en vez de la justicia de Dios. Esto significa que los que creen en el Evangelio del agua y el Espíritu hoy en día también pueden ser pseudo creyentes si buscan solo los deseos del mundo. Dios nos ha dado muchos frutos espirituales este año. Sin embargo, si solo buscamos la prosperidad material cuando Dios nos ha dado la fe espiritual, seremos pseudo cristianos. Si tomamos las cosas materiales que Dios nos ha dado y solo queremos vivir por nosotros mismos, y si nuestros corazones intentan vivir una vida cómoda en este mundo, no seremos diferentes a los pseudo cristianos aunque creamos en el Evangelio del agua y el Espíritu.
Queridos hermanos, tenemos que utilizar nuestras riquezas que Dios nos ha dado como armas para predicar el Evangelio del agua y el Espíritu por todo el mundo. Debemos tener este tipo de mentalidad para recibir muchas más bendiciones de Dios. Cuando tenemos la mentalidad correcta ante Dios muchas más personas podrán recibir la remisión de los pecados y la vida eterna. Pero el problema es que hay demasiadas personas como Salomón incluso en la Iglesia de Dios.
Cuando leemos el pasaje de las Escrituras de hoy encontraos algo extraño acerca de Salomón porque no creyó en Dios. Salomón había creído en Dios y había ofrecido mil holocaustos a Dios. Gracias a esto Dios se le apareció a Salomón y le dio Sus bendiciones. Como Salomón había orado a Dios, no para librarse de sus enemigos, sino para recibir sabiduría para guiar a su pueblo, Dios se la apreció en un sueño y le dijo que le daría mucha más sabiduría y muchas más bendiciones. Es cierto que Dios amó a Salomón. Pero este mismo Salomón se convirtió en la persona responsable de deteriorar la verdadera fe.
Hay muchas personas así incluso entre los cristianos de hoy en día. Hemos visto en muchas ocasiones que hay gente que dejó el mundo después de servir el Evangelio del agua y el Espíritu con nosotros. Pero, ¿pueden ser más felices cuando abandonan a Dios? ¿Pueden vivir una vida mejor que la vida que sirve el Evangelio de la justicia de Dios?
Piensen bien en esto. Si tenemos que ganar dinero para pagar impuestos, comer y poner gasolina en nuestros coches, nuestras vidas no tienen significado. No hay vida más feliz que la que se vive por la justicia de Dios. Escuchen, podemos encontrar la respuesta correcta si calculamos bien. Ahora cada familia de nuestros colaboradores necesita por lo menos cuatro mil dólares cada mes para sobrevivir. No pueden hacer todo lo que tienen que hacer si no ganan cuatro mil dólares al mes, aunque hayan hecho los cálculos para ver si pueden sobrevivir por su cuenta. Pero algunas personas viven en este mundo solo por sí mismas. Incluso entre las personas que creen en el Evangelio del agua y el Espíritu y los colaboradores que trabajaron por nosotros para predicar este verdadero Evangelio hay muchas personas que han abandonado a Dios de esta manera. Cuando se fijan bien en esta gente ven que intentan vivir solo por su carne. Pueden ver que acumulan riquezas solo para satisfacer sus deseos carnales.
¿Cuánto dinero puede esconder una persona para sí misma? ¿Tendrá esa persona paz si esconde dinero que debería ser utilizado por Dios? Si alguien esconde dinero como Ananías y Safira, como tener dinero que pertenece a Dios y dinero que pertenece a uno mismo, ¿cómo de incómoda se sentirá esa persona durante toda su vida? Cualquier santo nacido de nuevo no puede tener paz si tiene cosas que le pertenecen a él y cosas que le pertenecen a Dios. La verdad es que tendrán paz si sirven al Evangelio del agua y el Espíritu como su principal prioridad, pero no tendrán paz si piensan constantemente en cómo compartir su dinero con Dios. Pronto su mente acabará abandonando a Dios. La gente que cree en Dios pero no sabe cómo vivir en unidad con el Evangelio acaba dejando a Dios. Este tipo de personas solo trabaja para conseguir sus propósitos.
Estas personas tienen una cosa en común: todas viven por su carne. Salomón vivió por sí mismo, por sus deseos carnales solamente. Lo que la gente que deja de hacer la obra de Dios tiene en común es que al final se une al pseudo cristianismo y solo viven por su carne. Su propósito en la vida no es predicar el Evangelio del agua y el Espíritu. Estas personas están buscando satisfacer sus deseos carnales de esta manera y no quieren trabajar como pastores ayudantes bajo la dirección de los pastores senior. Su deseo es se pastores senior y no ayudantes para controlar las ofrendas. Así que no quieren hacer otra cosa que ser pastores senior.
Por ejemplo, había un pastor que dejó la Iglesia de Dios hace poco tiempo. Estaba trabajando en nuestra iglesia en Daegu. En su iglesia ocurrió un suceso desagradable así que nos ocupamos de la situación. Creo que ya no podía trabajar allí. Así que le mandé que fuera a la Iglesia de Dios en Incheon para trabajar como pastor ayudante. Pero, poco después dijo que no podía trabajar como pastor ayudante porque era demasiado duro. Vi que había algo incorrecto en sus pensamientos. No sé por qué pensaba que su posición en la Iglesia de Incheon era tan duro cuando estaba haciendo el mismo trabajo de servir al Evangelio de Dios que estaba haciendo antes.
Escuchen, trabajar como pastor senior en la Iglesia de Dios solo lleva más responsabilidades. ¿No sería más cómodo ser un pastor ayudante y trabajar ayudando al pastor senior? Con todas las decisiones tomadas, siguen las responsabilidades. En cualquier caso, estoy seguro de que hay cosas positivas si piensan con optimismo y cosas malas si piensan con pesimismo. Pero hay una cosa clara, tanto los pastores senior como los ayudantes deben trabajar por la justicia de Dios. ¿No es cierto?
El que dejase de servir al Evangelio del agua y el Espíritu después de creer en el Evangelio verdadero en la Iglesia de Dios significa que deseó profundamente en su corazón cumplir sus deseos carnales a través de su ministerio. Lo que está mal, aunque puedan vivir bien sirviendo al Evangelio de Dios, es que abandonan e intentan vivir por su cuenta. De esta manera, los pseudo cristianos son personas que creyeron en Dios pero ahora viven por sí mismos.
Si Dios nos ha dado prosperidad abundante, debemos usar estas riquezas para server al Evangelio del agua y el Espíritu más diligentemente. ¿Es esto bueno o malo? Debemos predicar muchos libros sobre el Evangelio del agua y el Espíritu y enviarlos a las personas que no conocen este Evangelio para que muchas personas puedan tener la oportunidad de conocer este Evangelio auténtico. Es nuestro deber plantar la semilla del Evangelio del agua y el Espíritu y ayudar a la gente a recibir la remisión de los pecados aunque este mundo sea agitado por las adversidades y tribulaciones o cualquier otra cosa. Dios nos da todo lo que necesitamos para comer y beber en Su tiempo. Dios le había dado a Salomón tanto que no podía servirle, pero Salomón utilizó todas estas bendiciones para sí mismo.
Salomón tenía mil esposas. Salomón tenía una mujer oficial entre su nación, pero creo que las otras 999 eran gentiles. ¿Por qué creen que Dios recogió eso en la Biblia? Como lección para nosotros. La razón por la que estoy predicando acerca de Salomón de nuevo hoy, a pesar de haber dado tantos sermones sobre él, es que debemos aprender una lección pensando en la Palabra de Dios. Nosotros podemos acabar como Salomón. Así que debemos aprender una lección para vivir en las bendiciones de Dios y servir al Evangelio, vivir bien y predicar el Evangelio hasta el final. Dicho de otra manera, debemos vivir por el Evangelio. Entonces todo estará bien.
¿Quién puede confesar que Jesucristo es su Salvador si no los redimidos que creen en el Evangelio del agua y el Espíritu? ¿Qué otro objetivo tenemos si no es amar a Dios ante todo y desear hacer Su obra ante todo? ¿Quieren ganarse el favor de la gente religiosa de este mundo? ¿De verdad quieren trabajar con la gente del mundo? No, no queremos hacer esto.
Ha habido un terremoto hace poco en la región de Sichuan en China, donde el confucianismo se originó. Muchas personas que vivían allí han muerto. ¿No se sienten tristes por las personas que han perdido a sus madres, padres o hijos? Me siento triste por estas personas. ¿Cómo soportaríamos si algo así nos pasase? Debemos aprender una lección de lo que ha pasado y orar a Dios para que nos proteja y mostrar nuestras condolencias y ver a esta gente como a personas con las que debemos compartir el Evangelio urgentemente.
Queridos hermanos, ¿prosperaremos los que creemos en el Evangelio del agua y el Espíritu si solo vivimos por nosotros mismos? No. La gente así solo puede vivir por sí misma y sin prosperidad. Abandonan al Señor Dios y van de un lado a otro hasta que al final se quedan en un sitio agotados como Caín y su familia. Como la familia de Caín tuvo que protegerse a sí misma, construyó un castillo con murallas de piedra. Pasaron todas sus vidas construyendo murallas dobles, triples y cuádruples con piedras grandes para vivir protegidos dentro. Como otras personas podían subir por la montaña y mirarlos desde abajo, tuvieron que construir murallas más altas para no estar expuestos. Hoy en día hay grúas, pero entonces no había nada así. Tuvieron que poner todas las piedras una encima de otra y les costó una eternidad. ¿Cuánto creen que les costó?
Por mucho que intentemos vivir por nosotros mismos, esto nunca nos dará la felicidad. Es muy difícil. En el pasado quise servir a Dios vendiendo sartenes y cuencos, pero Él me paró los pies. Ahora sirvo al Evangelio de Dios de esta manera y esto me hace verdaderamente feliz. Escuchen, ¿creen que un hombre justo puede vivir por su propia carne? Los problemas de comida, vestimenta y vivienda molestan a la gente así toda la vida. Especialmente los que traen el dinero a casa porque son los que tienen que preocuparse de ganar suficiente para comprar comida, ropa y pagar un sitio donde vivir hasta que mueren. Todos los hombres tienen la responsabilidad de mantener a sus familias. Sinceramente, ninguno tenemos nada de lo que estar orgullosos ante Dios. En un sentido carnal, no tenemos nada de lo que estar orgullosos aunque lo intentemos.
Dios nos dice: “¿Cuánto habéis sufrido para tener comida, ropa y casa? Os he llamado para que hagáis lo correcto. Así que siempre debemos estar agradecidos y contentos y orar sin cesar. ¡Eh! ¿No estáis agradecidos? Debéis estarlo”. Le damos todas las gracias a Dios. Todos nuestros colaboradores y colaboradoras deben dar gracias profundamente a Dios. Estamos muy contentos de no tener que preocuparnos de qué comer, vestir o dónde vivir. Dios nos dijo: “Buscad primero el reino de Dios y Su justicia y todo lo demás se os dará por añadidura”. Como vivimos para predicar el Evangelio de Dios, todas nuestras necesidades de comida, vestimenta y vivienda han sido solucionadas por Él. Nuestro Señor nos ha dado comida, ropa y vivienda. Como estamos viviendo para predicar el Evangelio, la responsabilidad de darnos comida, vestimenta y vivienda ha sido cubierta. ¿Es esto cierto o no? Es cierto. No es cierto solo para nuestros pastores, sino también para nuestros colaboradores y hermanos.
 
 
¿Cómo de inútiles son nuestras vidas si hemos vivido preocupándonos por comida, ropa y viviendo e intentado conseguirlo?
 
Los humanos sufrimos muchos problemas para satisfacer las necesidades de la vida. Sufrimos ya bastante con los cambios hormonales sin estas cosas. ¿Cómo de pesadas serían nuestras vidas si nos dedicásemos a resolver estos problemas? Nuestros pastores y colaboradores y sus mujeres han dedicado su juventud a predicar el Evangelio de Dios y deben estar agradecidos por vivir estar vidas. Si no fuese así, habrían vivido por si mismos hasta ahora.
Algunos de ustedes son todavía bastante jóvenes. ¿No sería triste que dedicasen su juventud gloriosa a resolver las necesidades de comida, ropa y vivienda? Por eso somos personas muy felices. Hemos recibido muchas bendiciones incluso después de recibir la remisión de los pecados de Dios. Dios nos ha bendecido a los que creemos en el Evangelio del agua y el Espíritu. Todos los padres tienen que trabajar para criar a sus hijos y tienen que preocuparse de si pierden su trabajo y sus ingresos. Pero nosotros no tenemos que preocuparnos de tener comida, vestimenta y vivienda si vivimos la obra del Evangelio del agua y el Espíritu y esta es la verdadera bendición que Dios nos da a Sus trabajadores.
¿Cómo de contentos están los hijos cuando los padres se encargan de todas sus necesidades al vivir por la justicia del Señor? La gente de este mundo se arruina si pierde su trabajo. Y no es fácil encontrar trabajo a una edad más avanzada. Por eso las parejas discuten cuando no hay dinero. La mujer no odia al marido porque quiera, sino que estos sentimientos de odio se desarrollan por su cuenta cuando el marido no cumple su deber como cabeza de su casa. ¿Cuánto creen que los hijos sufren cuando vez a sus madres odiar a sus padres? Pero nosotros no tenemos que preocuparnos de esto.
Saludo a la madre de nuestro hermano Sungjin. Dígame, ¿cómo se siente al ver a su hijo Sungjin viviendo en la Iglesia y trabajando por el Señor? Para empezar, es maravilloso porque no tiene que vivir una vida dura por sí mismo. Quiero decir que es una gran bendición de Dios poder vivir por el Señor. Los que vivimos para predicar el Evangelio del agua y el Espíritu somos felices. ¿Cuánto valen la pena nuestras vidas si servimos al Evangelio? ¿Estarían felices viviendo en un palacio y comiendo los mejores manjares del mundo y con todas las riquezas que puedan imaginar? ¿Cómo van a ser felices si no viven para predicar la justicia de Dios?
Dios nos da en abundancia las cosas que necesitamos y sigue dándonos todo para que vivamos para predicar el Evangelio. Sé que Dios nos da bendiciones necesarias para vivir predicando Su Evangelio y para vivir bien nuestras vidas carnales. Al vivir con fe hasta ahora siempre he creído que prosperaría s viviese por Dios porque me dará todas las bendiciones del mundo.
Mis amigos que fueron conmigo al seminario teológico me solían decir: “Aunque todo lo que dices es cierto, no podrás tener éxito si no sigues lo que la mayoría de las iglesias del mundo dicen. No tendrás nada”. Así que contesté: “Preocuparos por vosotros y no por mí. Deberíais creer en el Evangelio del agua y el Espíritu, recibir la remisión de los pecados y convertiros en ministros de Dios aprobados por Él. No os convirtáis en ministros falsos que trabajan sin creer en el Evangelio del agua y el Espíritu. No seréis más que cerdos si sois ministros con el tipo de creencia que tenéis ahora. Un verdadero ministro no trabaja para sobrevivir como jornalero. Así que predicar con fe en el Evangelio del agua y el Espíritu y no os preocupéis por mí”.
Uno de mis amigos me siguió durante años y me suplicó: “No hagas eso. Acabarás en la calle”. No sé cómo encontró mi número de teléfono pero me llamó y me dijo lo mismo años después cuando estaba trabajando para predicar el Evangelio del agua y el Espíritu. Así que le dije: “Dios dijo: Buscad el reino de Dios y Su justicia primero y todo lo demás se os dará por añadidura. ¿De qué tengo que tener miedo? Vivo por Dios. Él me amará y cuidará de mí. Si sirvo a Dios, Él me dará lo que necesite. Serviré a Dios. Y en Él prosperaré”.
Mis queridos hermanos y hermanas, no he necesitado nada desde que vivo así. Sigo viviendo bien. Hoy he tenido una gran comida también. Dependiendo de mis necesidades, Dios me alimenta, me viste, me da cobijo y me da lo que necesito para predicar Su Evangelio. Dios nos ha alimentado y vestido también para que podamos predicar el Evangelio del agua y el Espíritu. Queridos hermanos, ¿es esto correcto o incorrecto? Es bueno.
Las mujeres de los pastores y evangelistas han ido a la cocina a buscar el postre pensando que mi sermón está a punto de terminar. Cuando se predica la Palabra de Dios es más fácil para los que la escuchan si el tema del sermón se divide en introducción, cuerpo principal y conclusión, pero yo no predico así. Pero hoy me gustaría terminar el sermón de la noche ahora.
Hermanos y hermanas, debemos prosperar en la fe como David, quien creyó y adoró a Dios. Esta es mi conclusión, pero lo que crean depende de ustedes. Las mejores lecciones son las que dejan que su público llegue a una conclusión por su cuenta. Esta es la lección más valiosa. Lo mismo pasa con las películas. ¿Acaso no hay muchas películas en las que los directores no sacan ningunas conclusiones y dejan que la audiencia forme sus propias opiniones? Entonces el público tiene que pensar. ¿Qué va a pasar a continuación? Escuchen, si una película no se entiende y deja que uno piense, se considera una gran película. De la misma manera, algunos libros son difíciles de entender pero a menudo son considerados grandes libros.
Cuando comparten su testimonio personal de salvación, no piensen en ser elocuentes. Simplemente piensen y muestren su firme creencia que surge de la siguiente pregunta: “¿Ha tomado Jesús todos mis pecados a través de Su bautismo en el río Jordán o no? ¿Murió Jesús por mí y me hizo hijo de Dios o no?”. Solo tienen que pensar detenidamente en las cosas que Dios ha hecho por ustedes y entonces hablar de lo que creen. Pueden decir esto al revés, desde el principio o desde el medio. Deben comunicar lo principal de su fe que les permite ser salvados de todos sus pecados sin prestar atención a las formalidades. Así es como pueden dar su testimonio personal de salvación ante Dios.
Sin embargo, compartir su testimonio de salvación con los demás es muy difícil si intentan hablar elocuentemente sin pensar en las cosas anteriores. Es difícil hablar con un tema y un título en mente. De hecho es muy difícil hablar elocuentemente. Pero, todo lo que tienen que hacer es hablar de las cosas que Dios ha hecho con fe. Todo lo que tienen que hacer es recordar diligentemente, compartir y creer en las cosas que el Señor ha hecho por nosotros.
Y debemos estar agradecidos por las cosas que el Señor ha hecho por nosotros y seguir la Palabra de Dios. Solo tenemos que creer en la obra que Dios ha hecho por nosotros con gratitud. Nosotros complacemos al Señor si creemos en las cosas que ha hecho por nosotros con gratitud y predicamos Su Evangelio. En la vida o la muerte, debemos seguir la voluntad de Dios y predicar el Evangelio. Esto es lo que quiere que hagamos. Si miran hacia el pasado mientras viven con lealtad verán que viven con prosperidad aunque no lo hubiesen pensado.
Debemos prepararnos para servir al Evangelio del agua y el Espíritu con las habilidades que nos ha dado Dios y trabajar por Su Evangelio de diferentes maneras dependiendo de los tiempos. Entonces, todos los demás problemas serán resueltos por Dios. Todo lo que tenemos que hacer es predicar el Evangelio del agua y el Espíritu. Después de un tiempo, cuando pensemos en nuestras vidas, veremos que estamos viviendo con verdadera prosperidad. Si vivimos por Dios y Él nos ama, sabemos que todo nos saldrá bien a los que amamos a Dios (Romanos 8, 28).
Dios nos ha bendecido a todos. No hay nadie en este mundo que esté tan bendecido como nosotros. Cuando leemos el Antiguo Testamento, vemos que hay muchos siervos de Dios, pero no vemos a ninguno que recibiese tantas bendiciones como nosotros. Los Apóstoles vivieron durante la Era de la Iglesia Primitiva, pero no había ninguna Iglesia que predicase el Evangelio del agua y el Espíritu como hacemos nosotros ahora. Durante los principios de la Iglesia, los Apóstoles predicaron el Evangelio a tres mil personas en un día. Ahora el número de personas a las que estamos predicando el Evangelio es cien veces mayor. Cada semana, unas mil personas visitan nuestra página web y leen nuestros libros. Decenas de miles de nuestros libros se distribuyen gratuitamente cada mes. Nunca se ha predicado el Evangelio del agua y el Espíritu de esta manera.
No estoy alardeando de nuestra justicia, sino que les digo que es una gran bendición poder predicar el Evangelio del agua y el Espíritu de esta manera. ¿Acaso no hemos tenido éxito? No hay ningún otro estándar con el que medir nuestro éxito. Dios nos está usando como Sus instrumentos, y está muy contento con la obra que estamos haciendo en Su honor. Así es como hemos conseguido el éxito. Todos estamos agradecidos y contentos. Nos encontraremos con Jesús después de servirle un poco más. Jesús regresará muy pronto.
Le damos gracias a Dios porque nos ha dado la oportunidad de vivir por Él. Y estoy muy agradecido porque la predicación del Evangelio del agua y el Espíritu está yendo muy bien. Pero todavía hay algo que me preocupa. Debemos orar por la seguridad de nuestros colaboradores y para que Corea y el resto del mundo salga de esta recesión económica. Debemos orar para que Dios proteja la economía del mundo ya que no podremos predicar el Evangelio si la economía global se colapsa.
La mayoría de la gente de nuestro país no confía en nuestro presidente. Pero nuestro país no prosperará si nos quedamos sentados culpando al presidente. Aunque haya muchas cosas que haya hecho mal, debemos orar para que el presidente reciba habilidades y sabiduría junto con su gabinete para guiar a nuestra nación a un futuro mejor. Después de todo, esperamos que Dios resuelva estos problemas, cuide de nuestros políticos, defienda nuestro país y proteja y bendiga nuestra economía y política. Esperamos sinceramente que Dios bendiga y proteja Sus Iglesias y a todos Sus siervos por todo el mundo en cuerpo y espíritu en todas partes. Espero que Dios permita que todo vaya bien.