The New Life Mission

Sermones

Tema 10: El Apocalipsis

[Capítulo 2-4] ( Apocalipsis 2:8-11 ) Sé Fiel hasta la Muerte

( Apocalipsis 2:8-11 )
 
Durante el periodo de la Primera Iglesia, muchos Cristianos andaban por toda la tierra, buscando un lugar seguro al cual escapar de las manos perseguidoras de las autoridades Romanas. El Imperio Romano continuó con su política de persecución, aún después de la muerte de Nerón, y los Cristianos continuaban desafiando la autoridad de los emperadores subsecuentes. Los primeros santos aceptaron y reconocieron la autoridad mundana de los emperadores Romanos, pero se rehusaron a reconocerla cuando se les pidió que renunciaran a su fe. Debido a que ellos se enfrentaron a la demanda de las autoridades Romanas, los anales de la Primera Iglesia estaban llenos por la persecución y el martirio.
Debemos preguntarnos si la Palabra del Apocalipsis tiene cualquier relevancia particular para los creyentes de hoy. Después de todo fue escrita hace casi dos mil años, no hoy, y a las siete iglesias de Asia, no a nosotros. ¿Cómo podría ser relevante para nosotros?
Es relevante porque es la Palabra de Dios que nos revela a nosotros los secretos de lo que acontecerá en el futuro. Debemos darnos cuenta de que estamos viviendo en la era del caballo negro, la tercera era de “las eras de los cuatro caballos” descritas en Apocalipsis 6. Habiendo pasado las eras de los caballos blanco y rojo, ahora nos encontramos viviendo en la era del caballo negro, casi en su fin. El mundo entero encarará tremendas hambrunas, espirituales y físicas, ambas. De hecho, probablemente es seguro decir que la era del hambre ya ha llegado. Cuando la presente era del caballo negro, la era del hambre, pase, la era del caballo amarillo llegará.
Los siete sellos de los que se habla en Apocalipsis 6 significa que Dios ha planeado en Cristo, cuando Él creó el Universo, un total de siete eras. La primera era, la era del caballo blanco, es la era del evangelio, la segunda era, la era del caballo rojo, es la era de Satanás, cuando el Demonio trae gran confusión sobre el mundo, crea guerras y continúa oprimiendo a la iglesia de Dios. Estas eras son seguidas por la era del caballo negro, la era en la cual el hambre espiritual y física invaden aql mundo. Esta era del caballo negro, hace rato que ha comenzado.
Cuando esta era termine, comenzará la era del caballo amarillo, en la cual emergerá el Anticristo, así como las plagas de las siete trompetas comenzarán, como se describe en Apocalipsis 8. Cuando la última de las siete trompetas sea tocada, los santos serán raptados y esto será seguido por las plagas de los siete tazones. Para los santos raptados, en el aire, tendrá lugar la cena de las bodas del Cordero, y cuando las plagas de los siete tazones terminen, el Señor regresará a la tierra con nosotros y comenzará Su Reino del Milenio. El Reino del Milenio será seguido por el Cielo y la Tierra Nuevas, la cual descenderá sobre los santos que hayan vivido en el Reino del Milenio por la primera resurrección.
Por lo tanto, los pasajes del Libro del Apocalipsis tales como «Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida» y «El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte» son todos directamente relevantes para nosotros. En otras palabras, el Libro de Apocalipsis, es relevante a los Cristianos que están viviendo en el mundo de hoy. Si el Apocalipsis no fuera relevante, toda esta Palabra de Dios no tendría significado.
El plan de las siete eras que se encuentra revelado en el Libro del Apocalipsis se implementa y se completa en Cristo nuestro Señor. Cuando llegue la era del caballo amarillo, el Anticristo hará su aparición. Necesitamos descubrir en la Palabra de Dios el plan que nuestro Señor tiene para nosotros para ese tiempo. Es absolutamente crítico que todos nosotros entendamos, por encima de todo, lo que Dios ha dispuesto para nosotros y como lo completará Él –qué plagas descenderán sobre el mundo, que pasará con los creyentes, que desastres acontecerán a los incrédulos, etc, etc. Debes aceptar y creer en la importancia y relevancia expresa de esta Palabra profética para ti.
También debes de tener un claro entendimiento de lo que habla el Libro del Apocalipsis, cosas como La Gran Tribulación de los siete años y la segunda venida de Cristo. Muchos Cristianos de la actualidad creen en la doctrina del rapto pre-tribulación, la cual apareció en Inglaterra alrededor de 1830 y subsecuentemente se volvió popular en toda Inglaterra a través de un académico llamado C. I. Scofield, un profesor del Instituto Bíblico Moody.
Esta teoría postula que el rapto de los santos tomará lugar antes que comience el periodo de siete años de la Gran Tribulación. En esta visión, los Gentiles serán raptados primero, y entonces Dios comenzará Su obra de salvación con la gente de Israel. También, el rapto de los santos precederá a ambos, la aparición del Anticristo y a las plagas de los siete tazones.
En general, la mayoría de los Cristianos creen en el Amilenialismo o en esta teoría del rapto pre-tribulación. Pero estas son meramente hipótesis que fueron construidas de un conocimiento poco claro y un entendimiento deficiente de la Biblia. En lugar de responder las muchas preguntas que los creyentes tienen acerca del Libro del Apocalipsis, estas hipótesis han hecho más daño que bien, al levantar aun más dudas y preguntas acerca de la Palabra del Apocalipsis.
Si la teoría del rapto pre-tribulación fuera correcta, ¿qué importancia tendría para los creyentes Gentiles? La Gran Tribulación y la serie de eventos que están profetizados en el Apocalipsis no tendrían importancia para nosotros, ya que seríamos raptados todos antes. Es por eso que mucha gente con frecuencia toma la Palabra del Apocalipsis como un asunto de curiosidad, en vez de un asunto de fe.
Pero debemos darnos cuenta de que la Palabra del Apocalipsis es relevantemente critica para nosotros, quienes vivimos en el mundo actual. Déjame preguntarte esto: ¿crees en la Palabra de Dios? o ¿crees en la palabra de los académicos? Existen muchas teorías sobre el fin de los tiempos, desde el amilenealismo, el rapto post-milenio, el rapto post-tribulación, rapto pre-tribulación, el rapto a la mitad de la tribulación, etc. Estas teorías propuestas por los académicos son solo eso–no son más que meras hipótesis, postulados y especulaciones.
¿De entre todas estas teorías, en cual crees tú? Mucha gente dice creer en la teoría del rapto pre-tribulación, debido a que es lo que les ha sido enseñado por sus pastores. Pero déjame decirte clara y definitivamente: tú y yo pasaremos por las plagas de las siete trompetas y viviremos en medio de la Gran Tribulación. Debido a que estamos destinados a pasar a través de la Gran Tribulación, nuestra fe debe ser verdadera y lo suficientemente fuerte para vencer las pruebas y las tribulaciones que nos esperan.
¿Qué hubiera pasado si hubieras, creyendo en la teoría del rapto pre-tribulación, pensado, “Seré raptado antes de la Gran Tribulación, qué importancia tiene para mí,” y no prepararas tu fe para los últimos tiempos? Cuando llegue el periodo de los siete años de la Gran Tribulación, como dice la Palabra de Dios que acontecerá, aquellos que no prepararon su fe para la Tribulación serán llevados en grande confusión, sufrimiento y quizá aún la muerte–esto es, su propia fe en Jesús será totalmente alterada. Muchos de ellos no serán capaces de vencer la Tribulación y terminarán perdiendo su batalla de fe.
Antes de la aparición de la teoría del rapto pre-tribulación, muchos Cristianos realmente pensaban que pasarían a través del periodo de siete años de la Gran Tribulación, y que serian raptados al final, cuando Cristo hiciera Su segunda venida. Pensando que tendrían que pasar a través de cada año del periodo de los siete años, dispusieron su fe en anticipación, pero también en gran temor. El pasar a través de todas las plagas debe haber sido un prospecto lleno de terror para ellos, como de hecho lo sería para cualquier otra persona. Pero tal creencia fue solo teoría académica, un producto de la ignorancia de la palabra de Dios.
Luego, existen los conservadores quienes creen en el amilenealismo. Esta gente ve el Reino del Milenio como un simbolismo. Lo ven como una representación simbólica de la paz que los creyentes en Cristo ganan a través de su salvación. Si tales teorías académicas fueran verdad, no nos importaría lo que pasara con el mundo, ya que todos seríamos levantados en el aire por Dios antes de que la Tribulación comience.
Pero si no fuera cierto, ¿que pasará entonces? Encarar la Gran Tribulación sin haber preparado nuestra fe, cederemos atrapados por un miedo paralizador. Seremos incapaces de defender nuestra fe, capitularemos ante las olas de pruebas y tribulaciones, y terminaremos corriente abajo en el mismo fluir que el resto del mundo. Pero Dios nos ha dicho que aquellos cuyos nombres están escritos en el Libro de la Vida–esto es, aquellos que nacen de nuevo por el agua y el Espíritu- nunca se rendirán.
Dios nos dice en Su Palabra del Apocalipsis que aquellos que han nacido de nuevo vencerán las pruebas de la Gran Tribulación por fe, y que es a la mitad de la Tribulación que Él los levantará en el aire. La teoría del rapto pre-tribulación parte de esta verdad bíblica, queriendo decir que esta afirmación es solo un postulado hecho por el hombre. Esto es, en otras palabras, una mentira, no la verdad.
Aún así mucha gente en todo el mundo ha aceptado ahora esta teoría del rapto pre-tribulación. Aquellos que aceptan la enseñanza de Scofield del rapto pre-tribulación, creen en lo siguiente:
1. El periodo de los siete años de la Gran Tribulación comenzará cuando surja el Anticristo en el final de los tiempos.
2. El Anticristo gobernará sobre el mundo durante el periodo de siete años de la Gran Tribulación; durante la primera mitad del periodo de siete años, él gobernará como una persona benevolente y la otra mitad gobernará como un tirano satánico.
3. El Templo en Jerusalén será reconstruido y ofrendas sacrificiales continuaran de nuevo.
4. El Anticristo hará un pacto de siete años con Israel.
5. Después de los primeros tres años y medio de la Tribulación, el Anticristo romperá este pacto con Israel.
6. Los siguientes tres años y medio serán tiempos de grandes tribulaciones y persecuciones para los Israelitas. Durante este periodo el evangelio del Reino del Milenio será predicado, en lugar del evangelio de la gracia.
7. De entre los Israelitas, 144,000 sobrevivirán la Gran Tribulación.
8. La Tribulación terminará con la batalla de Armagedón.
Habiendo definido la Gran Tribulación en los términos anteriores, Scofield no mencionó lo que acontecería a los Gentiles durante la Tribulación. Scofield, en otras palabras, dijo que todos los Gentiles que creen en Cristo serían raptados antes del comienzo de la Tribulación, y que solo después de su rapto Dios comenzaría a obrar entre la gente de Israel. Su obra sería completada con la salvación de 144,000 Israelitas, y con ello, Él terminaría Su obra de salvación. Entonces comenzaría el Reino del Milenio.
La fuente de influencia sobre Scofield y sus afirmaciones del rapto pre-tribulación fue John Nelson Darby, el fundador de un grupo conocido como los Hermanos de Plymouth, quien comenzó a esposarse a esta teoría después de una reunión con un líder Pentecostés. Este líder en realidad era una niña de quince años llamada Margaret MacDonald de Escocia, quien en 1830 afirmó haber tenido una visión de Dios en la cual ella vio a los Cristianos siendo raptados justo antes de la Gran Tribulación. Fue después de haber visitado a esta niña que Darby comenzó a enseñar la teoría del rapto pre-tribulación.
Las enseñanzas de Darby fueron entonces pasadas a Scofield, quien había pasado toda su vida trabajando extensamente en su ampliamente usada Biblia de Referencia Scofield, en ese tiempo le martilleaba la cabeza la pregunta de si el rapto tendría lugar antes o después de la Tribulación. Cuando Scofield escuchó la teoría de Darby del rapto pre-tribulación, él estaba completamente sumergido en ello, y habiendo sido convencido totalmente de sus afirmaciones, abrazó esta nueva teoría incluyéndola en su Biblia de Referencia Scofield. Así es como Scofield llegó a creer y a pelear por la teoría del rapto pre-tribulación, y es así como muchos Cristianos de la actualidad también llegaron a seguirla.
Antes de que la teoría del rapto pre-tribulación fuera expuesta por Darby y Scofield, la mayoría de los Cristianos habían creído en el rapto post-tribulación. Pero Scofield, quien era un profesor en el Instituto Bíblico Moody de los Estados Unidos, tenía una tremenda influencia sobre temas doctrinales, particularmente con el impacto de su Biblia de Referencia Scofield. Se debió a Scofield y a su influencia el que la teoría del rapto pre-tribulación llegara a expanderse en las comunidades Cristianas por todo el mundo.
Desafortunadamente, como resultado, muchos de los Cristianos de la actualidad están ahora dormidos en su fe. Están dormidos ya que equivocadamente piensan que el levantamiento del Anticristo no tendrá nada que ver con ellos. No ven la necesidad de preparar su fe para la era de la Gran Tribulación, ya que ellos creen que serán raptados antes de que comience. Pero nuestro Señor nos ha dicho que estemos siempre despiertos, porque nadie sabe cuando vendrá el novio. Tristemente, aquellos que no hacen caso de la Palabra de Dios y en vez de eso dependen de las enseñanzas del rapto pre-tribulación permanecen profundamente dormidos.
Pero ahora es el tiempo de despertarse. Ahora es el tiempo de quitar la creencia equivocada del rapto pre-tribulación y creer en la Palabra de verdad. Ni la teoría del rapto pre-tribulación, ni la teoría del rapto post-tribulación tienen bases bíblicas; debes regresar a la verdadera Palabra de Dios. La Palabra del Apocalipsis (6:8) nos dice: «Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra».
Se dice que el nombre del que se sienta sobre el caballo pálido, el Anticristo, era Muerte, y que el hades le seguía. Esto significa que el Anticristo es un asesino que guía a sus victimas al infierno. También se dice aquí que le será dado poder sobre un cuarto de la tierra, para matar a espada, con hambre, y por las bestias de la tierra. El Anticristo, en otras palabras, cometerá las mismas atrocidades que los emperadores Romanos–solo que en esta ocasión será peor-para matar, abusar y para destruir a los Cristianos, y para matar su fe.
Debes de darte cuenta que la era del caballo pálido es la era del Anticristo. El Señor nos dice: «Y por la mañana: Hoy habrá tempestad; porque tiene arreboles el cielo nublado. ¡Hipócritas! que sabéis distinguir el aspecto del cielo, ¡mas las señales de los tiempos no podéis!» (Mateo 16:3). Si no sabemos discernir las señales de los tiempos, no sabemos que clase de fe debemos tener, y no podemos sembrar la semilla ni recoger los frutos –no podemos, en otras palabras, trabajar para el Señor, hoy la era del caballo rojo ha pasado y estamos en la era del caballo negro. El mundo pronto será golpeado por grandes calamidades económicas y encarará la era de un hambre muy severa. El hambre y la desnutrición correrán por todo el mundo. Cuando todas estas cosas pasen, muchos se lamentarán en agonía. No seas uno de ellos; en lugar de eso, se uno de los que su fe puede discernir las señales de los tiempos.
La era actual es la del caballo Negro. Cuando la era del caballo negro pase, la era del caballo pálido llegará. El Anticristo, emerge en este periodo, matará y perseguirá a los santos indiscriminadamente, marcando esta era como la era del martirio.
Apocalipsis 13:6-8 dice: «Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar de su nombre, de su tabernáculo, y de los que moran en el cielo. Y se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación. Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo». Aquí “él” se refiere al Anticristo. El pasaje nos dice que uno de los gobernadores del mundo le será dado el poder de Satanás para blasfemar a Dios y para perseguir a los santos. Este es el hijo del demonio, con el poder del dragón. Con su poder él peleará y “vencerá” a los santos. Pero el vencerlos, solo significa que convertirá en mártires a los santos. Esto se refiere solo a la muerte física de los santos, el Anticristo no puede quitarles la fe misma de los santos.
Lo que Scofield argumentaba es que los santos no encararían nunca la Gran Tribulación. Pero sin los siete años de la Gran Tribulación, no puede existir el Reino del Milenio para los santos. Los santos saldrán de la Gran Tribulación como mártires. Esta profecía de la Biblia ha sido toda planeada en Jesucristo desde el principio del mundo. Toda la historia del mundo terminará con las obras que Cristo completará.
Debes ser capaz de discernir las siete eras que Dios ha preparado para nosotros. La primera era es la era de los caballos blancos, la era en la cual la Palabra de Dios comienza a trabajar. La segunda era, la era del caballo rojo, es la era del demonio. La tercera era del caballo negro, es la era de hambre física y espiritual. La cuarta era es la del caballo pálido, es la era del levantamiento del Anticristo. Esta es la era de las siete trompetas, la era del martirio. Es la falla en discernir esta era del caballo pálido lo que confunde mucho a la gente.
Sin conocer esta era, no podemos vivir nuestra vida como Cristianos nacidos de nuevo. ¿Si permanecemos en ignorancia de lo que nos espera, cómo podremos prepararnos para el futuro? Aún la gente que maneja negocios debe conocer las modalidades de los tiempos para tener éxito. ¿Cómo podemos, los creyentes en Cristo, estar listos para Su regreso cuando no tenemos idea de lo que nos espera?
Debemos tener un entendimiento claro de la Gran Tribulación para estar preparados para ella. Los santos vivirán a través de los primeros tres años y medio de la Tribulación, pero solo la primera mitad, y entonces, con su martirio serán resucitados y raptados. Cuando los santos son raptados, no significa que Cristo descenderá a la tierra, más bien que el Señor los levantará en el aire a las bodas del Cordero.
Mientras tanto, esta tierra será conmovida por las plagas de los siete tazones. Aquellos que regresen a la tierra con Cristo después de las plagas son solo aquellos cuyos pecados han sido perdonados, tan blancos como la nieve, creyendo en el evangelio del agua y el Espíritu dado por el Señor. Es por eso que debemos preparar nuestra fe entendiendo esta era y su relevancia crítica y su importancia para nosotros.
Nuestro Señor le dijo al ángel de la Iglesia de Esmirna: «Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás. No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida». Podemos ver de este pasaje que la Iglesia de Esmirna había sido perseguida severamente por los Judíos. Pero el Señor dijo que estos Judíos no lo eran realmente, sino eran Sinagoga de Satanás. Esto no solo lo dijo Él a la Iglesia de Esmirna, sino a las siete iglesias de Asia.
Existía una comunidad muy grande de Judíos en Esmirna, la cual, a pesar de que los Judíos adoraban al mismo Dios que los creyentes en Cristo, a pesar de eso perseguían a los santos de la Iglesia de Esmirna, así como lo habían hecho los Romanos. A los santos que encaraban esta persecución, Dios dijo: «Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida» y «El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte». Dios les dijo a los santos que debían vencer. De la misma manera, nosotros, debemos combatir al Anticristo hasta el final y derrotarlo en nuestra batalla de fe. Entonces nuestro Señor nos dará la corona de vida –en otras palabras, Él nos bendecirá dándonos y permitiéndonos vivir en el Reino del Milenio y en el Cielo y Tierra Nueva.
¿Tienes el valor para ser martirizado? Ahora es el tiempo para que te prepares en fe para el martirio. Y para hacer eso, debes de tener la fe en la redención que te permite totalmente estar de pie ante el Señor–la fe que puede abrazar el martirio sin dudar.
Debemos preparar esta fe ahora. El Señor les ha dicho a todos que nadie puede entrar en el Reino del Cielo sin creer en el evangelio del agua y el Espíritu. Él nos ha dicho que la fe en este Evangelio, es la fe del martirio en los tiempos finales.
¿Si el pecado existe en el corazón de la gente, cómo pueden ser martirizados? ¡Lejos de ser martirizados, son la clase de gente que guiará a otras a recibir la marca de la Bestia! Nada, solo el evangelio del agua y el Espíritu puede lavar nuestros pecados. Ni siquiera las oraciones de arrepentimiento que ofreces rutinaria y ritualisticamente pueden lavar tus pecados. El tratar de lavar tus pecados con oraciones de arrepentimiento es una pérdida de tiempo y esfuerzo.
Aquellos que tratan de hacer eso, creen más en lo que los teólogos han dicho, que en lo que la Palabra de Dios les dice en realidad. ¿Acaso no es un hecho que los académicos, la misma gente en la cual muchos Cristianos ponen su confianza, argumentan y no creen en el milenio, esto solo muestra lo ignorantes de la Biblia que son estos supuestos expertos en las Escrituras? De acuerdo a estos amilenialistas, no existirá ni un Reino del Milenio, ni un martirio de los santos en la Gran Tribulación. A aquellos que creen en la teoría del rapto pre-tribulación o en el amilenealismo, ¡el Libro del Apocalipsis no tiene ningún significado!
La Palabra del Apocalipsis es la Palabra de Dios. Es la Palabra de Dios escrita por el Apóstol Juan, el discípulo más amado de Cristo. Nadie puede negar esto.
No estoy criticando las teorías establecidas y las doctrinas de los teólogos sin razón alguna, lo hago para preparar tu fe para que seas fiel al Señor hasta la muerte. Es para entrenarte en la Palabra de la Escritura para que estés listo para soportar la persecución de la Gran Tribulación con una disposición lista a abrazar el martirio.
Para hacer eso, debes preparar tu fe con el evangelio del agua y el Espíritu ahora. Aquellos que no creen en el evangelio del agua y el Espíritu, por otro lado, capitularán ante Satanás terminarán convirtiéndose en enemigos de Dios, ya que aquellos cuyos nombres no estén escritos en el Libro de la Vida adorarán a Satanás. Esto es lo que la Palabra de Dios nos dice.
Dios permitirá que los santos sean martirizados a la mitad de la Gran Tribulación. Cuando pasen los primeros tres años y medio del periodo de siete de la Gran Tribulación, aquellos que creen en el evangelio del agua y el Espíritu serán martirizados. Poco después de su martirio, vendrá su resurrección y rapto. Este es el resumen total del Libro del Apocalipsis, y es por eso que estoy reiterando sus puntos clave.
Debes recordar que cuando la era del Anticristo llegue, habrá muchos que poco después de haber sido martirizados por creer en el evangelio del agua y el Espíritu, serán resucitados y simultáneamente raptados. Cuando llegue la era del caballo pálido, los botones de fe florecerán con su martirio. La fe verdadera, cuando llegue la hora exacta, dará frutos verdaderos y abrirá como una hermosa flor.
Existen ciertas flores en el desierto que brotan, florecen y dan frutos en solo una semana. Esto se debe que se han adaptado a las condiciones del desierto, en donde la lluvia es esporádica y el agua es escasa. Tienen que brotar, florecer y dar fruto rápidamente ya que la escasa provisión de agua solo dura un cierto tiempo.
La fe de aquellos que llegan a creer en el evangelio del agua y el Espíritu durante el periodo de los siete años de la Gran Tribulación es como estas plantas. Para ellos el creer, seguir y ser martirizados por este evangelio junto con nosotros, solo será suficiente un corto periodo de tiempo. La locura del Anticristo alcanzará su cumbre a la mitad de la Gran Tribulación, tres y medio años a partir de que comience.
Esto ocurrirá con el martirio de los santos. Aún aquellos que habiendo escuchado el evangelio del agua y el Espíritu, están por aceptarlo en sus corazones, serán capaces de tener una fe verdadera y unirse a nosotros en el martirio., si ellos creen en este evangelio más adelante durante el tiempo de la Gran Tribulación, a pesar del tiempo tan corto. Es por eso que estamos esparciendo el evangelio, para despertar a los Cristianos en todo el mundo de su sueño espiritual. Predicaremos el evangelio del agua y el Espíritu hasta el fin del mundo, hasta nuestro propio martirio. Si no hubiera martirio, ¿de qué serviría este evangelio que estamos expandiendo ahora? Aquellos que creen en el evangelio del agua y el Espíritu pueden ser martirizados en los últimos tiempos. Debemos preparar nuestra fe para ello ahora.
Si no preparamos nuestra fe para abrazar el martirio y defender el evangelio del agua y el Espíritu, cuando está en paz ante Dios, lo lamentaremos más adelante. Cuando el tiempo final llegue, estaremos ocupados con nosotros mismos, diciendo, “Señor, estoy muy ocupado en este momento. Solo espera un poco más por mi; me estoy arrepintiendo ahora.” Si esta es la clase de fe de la cual nos sostendremos hasta el final, El Señor nos dirá, “¿Por qué no saltas al lago de fuego tu mismo? ¡Estás mas que calificado para ello!”. Aquellos que tienen pecado ahora deben de darse cuenta que así terminarán. Es por eso que el Señor dice: « El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte».
Para el momento en que los santos sean martirizados, el ambiente natural del mundo habrá sido totalmente destruido. Los bosques habrán sido quemados, los mares, los ríos y los arroyos se habrán convertido en sangre; el sol, la luna y las estrellas habrán perdido su luz, envolviendo al mundo en oscuridad. Sus habitantes, gobernados por espíritus inmundos, harán que sus mentes se pierdan, su conducta se volverá violentamente salvaje y su única meta será la de unirse y matar a los hijos de Dios que puedan encontrar. Es por eso que debes entender y creer en la Palabra del Apocalipsis.
Las iglesias de hoy están obsesionadas solo con edificios más grandes, altos, y más altas iglesias. Gastan millones de dólares para construir sus iglesias, pero en sus corazones solo se encuentra pecado, y no la fe que puede abrazar el martirio por Jesús. Esta gente primero debe tener sus corazones limpios de pecado.
El mundo pronto entrará a la era de la Tribulación, la era del caballo pálido. Espero y oro porque tú tengas la clase de fe que pueda abrazar el martirio y permanecer fiel a Cristo hasta la muerte. Tenemos que creer en la Palabra del Apocalipsis después de examinarla seriamente con el espíritu de Berea.