The New Life Mission

Sermones

Tema 10: El Apocalipsis

[Capítulo 14-2] ( Apocalipsis 14:1-20 ) ¿Como Deben Reaccionar los Santos Ante la Aparición

( Apocalipsis 14:1-20 )
 
Para vencer al Anticristo cuando aparezca en un futuro cercano, los santos deben preparase a si mismos para ser martirizados con su fe en el Señor. Para hacer eso, deben saber bien acerca de los perversos esquemas que el Anticristo traerá sobre esta tierra. Solo entonces los santos podrán oponerse y vencerlo con fe. Satanás tratará de destruir la fe de los Cristianos haciendo que la gente reciba la marca de su nombre o de su número. 
La razón por la cual trata de destruir la fe de los Cristianos se debe a que al oponerse a Dios y destruyendo la fe de los justos, busca evitar que la gente reciba la remisión de sus pecados a través del evangelio del agua y el Espíritu. El Anticristo convertirá a la gente en sus siervos y hará que se opongan a Dios. Para esto, el Anticristo y sus seguidores quienes aún permanecen en este mundo reciben grandes castigos y plagas.
Los justos deben vivir sus vidas de fe con un entendimiento claro de las plagas de las siete tazones que Dios derramará sobre Sus enemigos. Como Dios dice en Deuteronomio 32:35: «Mía es la venganza y la retribución», Él vengará la muerte de Sus hijos. Así que, debemos defender nuestra fe y vivir una vida de victoria, en lugar de ser vencidos por nuestra ira y hacer sus obras no fructíferas. Después del martirio creé en el hecho de que Dios destruirá a todos aquellos que aún permanezcan sobre esta tierra, los santos deben pelear en contra del Anticristo.
 

La Palabra de Verdad Que Nunca Debe Ser Olvidada
 
Lo que todos aquellos que han recibido la remisión de sus pecados deben recordar es que solo los sin pecado serán todos resucitados y raptados poco después de ser martirizados por el Anticristo. Cuando llegue el día de la aparición del Anticristo y del martirio de los santos, nunca debemos olvidar que cada promesa de Dios será cumplida totalmente.
A partir del versículo 14, la Palabra de Dios capitulo 14 nos enseña que el rapto ciertamente vendrá a los santos, y que el tiempo de este rapto es inmediatamente después de su martirio.
No debemos olvidar que nuestra resurrección y rapto vendrá después de que Satanás forcé a la gente a recibir su marca. Para los justos quienes son martirizados por el Anticristo, la bendición de la primera resurrección y rapto les espera. Los justos abrazarán su santo martirio para defender su fe en este tiempo, ya que ellos se rehusarán a recibir la marca de Satanás. Por lo tanto, los justos martirizados recibirán su recompensa de acuerdo a su labor sobre esta tierra, y la gloria de Dios les será añadida.
No estés enlutado, ni airado, cuando veas que tus compañeros santos o siervos cercanos a ti son martirizados por defender su fe. Al contrario, todos los santos deben de hecho dar gracias a Dios y darle gloria a Él por permitirles ser martirizados por defender su fe, ya que poco después los mártires serán resucitados en cuerpos santos y raptados por el Señor.
 

¿Que Son las Plagas de los Siete Tazones Preparadas para Aquellos Que se Oponen a Dios?
 
El versículo 19 dice: «Y el ángel arrojó su hoz en la tierra, y vendimió la viña de la tierra, y echó las uvas en el gran lagar de la ira de Dios». Aquellos que siempre han estado en contra de Su amor están destinados a recibir de Dios, Sus temibles plagas después del martirio de los santos, ya que ellos han, mientras estaban sobre esta tierra, rehusado aceptar en sus corazones el evangelio del agua y el Espíritu dado por el Señor, y en ves de eso se han opuesto a el. Estos son aquellos que se han convertido en enemigos de Dios al no creer en la salvación de Jesucristo, quien vino por Su sangre y agua a salvarlos del pecado. Ellos deben recibir no solo las plagas de los siete tazones derramados por Dios, sino también deben recibir la plaga del temible castigo del infierno por siempre.
Estas son las siete plagas que Dios traerá a aquellos que no sean raptados por el Señor. Después del martirio de los santos, Dios derramará sin misericordia estas plagas de los siete tazones que Él ha preparado para aquellos que, no habiendo participado en el rapto, aún permanecen sobre esta tierra como esclavos de Satanás y continuaran blasfemando contra la gloria de Dios.
Entonces, ¿Porqué Dios hará que los santos sean martirizados? Ya que si los justos se quedaran sobre esta tierra con aquellos que no han nacido de nuevo, Él no podría derramar las plagas de los siete tazones cuando su tiempo llegue. Y debido a que Dios ama a los justos, Él les permite ser martirizados antes de desatar las plagas de los siete tazones. Y después de resucitar y raptar a los justos martirizados, libremente Él derramará estas plagas sobre la tierra. Estas plagas de los siete tazones son las ultimas plagas que Dios traerá a la humanidad sobre esta tierra.
 

El Reino del Milenio y la Autoridad de los Santos
 
La era del reino del Milenio comenzará cuando el Señor, junto con Sus santos, desciende a esta tierra de nuevo. Mateo 5:5 nos dice: «Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad». Cuando el Señor regrese a esta tierra con los santos, la Palabra de Salmos 37:29 de que “los justos heredarán la tierra,” será cumplida.
Así cuando el Señor descienda sobre esta tierra con todos los santos. Él les dará la autoridad para hacer la tierra suya. En este tiempo, Él les dará autoridad para reinar sobre diez ciudades, y a otros sobre cinco ciudades más. El Señor renovará esta tierra y todo sobre ella cuando Él regrese, y hará a los santos reinar con Él sobre ella durante mil años a partir de entonces.
Entonces, ¿Cual es la esperanza con la que los santos de esta era deben vivir? Deben vivir con la esperanza del día en que el Reino de Cristo sea construido sobre esta tierra. Cuando el Reino del Señor venga a esta tierra, la paz, el gozo y las bendiciones que fluyen de Su Reino finalmente estarán ahí. Al vivir bajo el reinado del Señor, nada nos faltará, sino que viviremos fluyendo en sobreabundancia y perfección.
Cuando el Reino del Señor venga a esta tierra, todas las esperanzas y sueños de los justos serán realizados. Después de vivir sobre esta tierra durante mil años, los justos, entonces, entrarán al eterno Reino del Cielo, pero aquellos que se han opuesto a Dios, en contraste, serán arrojados en el lago eterno de fuego y azufre, sufriendo por siempre y sin descanso ni de noche ni de día.
Por lo tanto, los justos deben vivir con esperanza, esperando el día del Señor. Todos los justos no deben olvidar que el martirio, la resurrección, el rapto y la vida eterna, todo, les pertenece. Guarda en tu corazón esta Palabra de verdad y esperanza que tú has escuchado hasta ahora y préndete de ella firmemente.
Hasta el día del regreso del Señor, los justos vivirán predicando el evangelio del agua y el Espíritu y colocando su esperanza en el Reino del Cielo. Los justos tienen la autoridad de vivir por siempre en el Reino de Dios, y la autoridad de predicar el evangelio del agua y el Espíritu sobre esta tierra.
 

¿Que Deben Hacer los Santos que Viven en Esta Era Oscura?
 
Está muy claro que esta era es la era de la oscuridad, y se está volviendo mas difícil vivir en ella. Como tal, debemos predicar el evangelio del agua y el Espíritu a los pecadores y alimentarlos. Por todo el mundo, los justos deben esparcir el amor de Dios y la remisión de sus pecados que viene a través del evangelio del agua y el Espíritu dado por Jesucristo. Esto es lo que los justos deben hacer ahora.
Si ellos fuesen a perder la oportunidad actual, nunca regresará a ellos de nuevo. Debido a que el fin de este mundo no está muy lejano, debemos predicar el evangelio del agua y el Espíritu aun más, y alimentar a las almas perdidas con la esperanza del Reino de Dios. Esta es la buena obra que los justos deben hacer.
En el mundo actual, existen muchos que, aún mientras que no tienen el evangelio del agua y el Espíritu, afirman creer en Jesús y viven sus vidas sirviendo al Señor. Pero aquellos que viven sus vidas religiosas sin la verdad son todos profetas falsos. Estos mentirosos son los engañadores que solo explotan las posesiones materiales de los creyentes en el nombre de Jesús.
Por lo tanto, tenemos lastima de aquellos que tratan de vivir sus vidas de fe sin el evangelio del agua y el Espíritu, estos Cristianos nominales aún permanecen como pecadores y continúan viviendo bajo la maldición de la Ley de Dios, aún mientras afirman que creen en Jesús. Siempre están viviendo en pecado, ignorantes del hecho que si tan solo creyeran en el evangelio del agua y el Espíritu, todo el pecado de sus corazones simplemente desaparecería y los haría tan blancos como la nieve, y les sería dado el Espíritu Santo como regalo.
Pero en contraste, los siervos de Dios que creen y predican el evangelio del agua y el Espíritu viven en paz. Los siervos de Dios y Su pueblo se regocijan en el evangelio del agua y el Espíritu. Dan testimonio, “Tomando los pecados sobre Si Mismo todo de una sola vez con Su bautismo de Juan, y siendo juzgado por estos pecados sobre la Cruz, el Señor Jesús ha hecho que todos los pecados del mundo desaparezcan. Cuando yo creo en esta salvación de la expiación, todos mis pecados que me habían derrumbado pesadamente también han desaparecido, ahora yo me he convertido en justo,”
Con tales testimonios, los santos en la Iglesia de Dios están dando gloria a Dios. Aquellos que tienen esta fe finalmente pueden tener esta esperanza en el Cielo.
 
 
La Primera Resurrección es un Evento Reservado para los Santos
 
En muy poco tiempo, el Señor regresará a esta tierra. En un futuro no muy distante, alguien, quien se convertirá en el Anticristo aparecerá e imprimirá las manos derechas o las frentes de mucha gente con su marca. Cuando este tiempo llegue, debes darte cuenta que la segunda venida del Señor, así como el martirio, resurrección y rapto de los santos está todo cerca de ti. Cuando ese día y hora lleguen, debes darte cuenta que es un día de gozo para los santos, pero para los pecadores que no han nacido de nuevo, un día de su juicio por su pecado.
Todos los santos serán resucitados después de su martirio, y entonces se unirán a la cena de bodas del Cordero con el Señor. Cuando tú y yo seamos martirizados en este tiempo, nuestros cuerpos pronto serán resucitados y raptados. No importa que haya pasado a los cuerpos de los santos que se han ido antes que nosotros–si sus cuerpo se han convertido en polvo o no, o si ya no tienen forma en ellos, no es problema. Cuando este tiempo llegue, los santos serán resucitados, no en los cuerpos débiles del presente, sino con cuerpos perfectos. Los justos serán resucitados en cuerpos santos en este tiempo y vivirán con el Señor por siempre.
Aún cuando nos esperan tiempos difíciles, cuando el Anticristo surja y nos persiga, debemos defender nuestra fe en Jesucristo creyendo en la Palabra de Dios que ahora hemos escuchado. También, no debemos olvidar que porque tu y yo hemos creído en el evangelio del agua y el Espíritu, todos participaremos en el martirio, la primer resurrección y el rapto de los santos.
Ahora, no debes caer de tu fe en esta verdad, y vive una vida que lucha y vence al Anticristo. Hasta que llegue este día, debemos estar junto con aquellos que fueron salvados antes de nosotros creyendo en la verdad, tomados de la Palabra de Dios, y siguiendo al Señor en fe.
 

Aún Ahora, Existen Muchos Mentirosos Que Están Engañando a la Gente
 
Aún ahora, un gran número de gente, como siervos de Satanás, están enseñando una fe falsa. En particular, existen muchos mentirosos que defienden y enseñan la doctrina del rapto pre-tribulación a sus congregaciones, tratando de convencerlos que ellos no tienen nada que ver con la Gran Tribulación de siete años.
En contraste, la Biblia, claramente da testimonio del martirio y rapto de los santos que vendrá poco después de los primeros tres años y medio de la Tribulación. No seamos engañados por tales mentirosos. En vez de eso sepamos y creamos que cuando los primeros tres años y medio del periodo se siete años de la gran Tribulación pase, todos seremos martirizados, y poco después seremos resucitados y raptados simultáneamente.
Por lo tanto, debes alejarte de los falsos profetas que enseñan que ellos no tendrán nada que ver con la Gran Tribulación de siete años. Los verdaderos santos creen que su martirio, resurrección y rapto, y la cena de bodas del Cordero vendrá poco después de los primeros tres años y medio de la Tribulación.
 

Entonces, ¿Como Debemos Vivir Todos Ahora?
 
Para ahora, te habrás dado cuenta que si alguien cree en el Señor como su Salvador -esto es, el Señor que vino a este mundo, cargó los pecados del mundo con Su bautismo de Juan, sangró sobre la Cruz, y se levantó de nuevo de los muertos- el Espíritu Santo vendrá al corazón de este creyente como su regalo.
Debes oír con tus oídos y creer con tu corazón lo que el Espíritu Santo te dice a ti a través de la Iglesia de Dios, y vivir en tu fe en Dios. Todos los santos deben vivir sus vidas de fe guiados por la Iglesia de Dios. Por uno mismo, nadie puede predicar el evangelio del agua y el Espíritu, ni guardarlo, ni servirlo. Es por eso que la Iglesia de Dios es tan importante aún para los santos que ya han nacido de nuevo.
Así Dios ha establecido Su Iglesia y a Sus siervos sobre esta tierra, y a través de ellos Él está alimentando a sus ovejas. En particular, las obras de Dios se convierten más preciadas e importantes mientras se acercan más a nosotros, y como tal, yo oro y espero que tu vivas una vida fiel llena del Espíritu Santo. Mientras se aproximan los tiempos finales, los justos deben trabajar aún más para reunirse, para orar, para consolar, sostenerse y ayudarse mutuamente, y a vivir para el Señor, unidos en un solo corazón y con un solo propósito.
Dios ha permitido el martirio, resurrección, rapto y vida eterna a los santos. Vivamos la clase de vida que lucha contra y vence al Anticristo, y luego confidentemente permanecer ante Dios. ¡Aleluya!