The New Life Mission

Sermones

Tema 12: La fe del credo de los Apóstoles

•Sermón sobre el Espíritu Santo 8 :Prueben a los Espíritus para saber  Si son de Dios 

(2 Tesalonicenses 2:7-12)
“Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio.
Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida;
inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos,
y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.
Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira,
a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia”. 
 

El versículo 7 del pasaje antedicho dice, “Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio”. Esto nos dice que Satanás difundirá la autoridad del diablo trabajando con su propio poder (no con las obras del Espíritu Santo), algo que Dios no desea. 
Aquellos que están atrapados en la iniquidad son, diciéndolo llanamente, aquellos que tengan “la fe de brujas” no de Cristianos. Estos son los que se dedican solamente al don del exorcismo, otras lenguas, profecías, sanción, y de otros trabajos. Poniendo más importancia en lo que afirman haber visto, o qué poderes espirituales afirman haber recibido. Pero Dios dijo que Él terminaría con tales trabajos que bloquean la verdad. 
2 Tesalonicenses 2:9-10 indica, “inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos”. 
Los trabajos de Satanás se manifiestan, por ejemplo, entre los que afirman tener el poder de curar. Algunos Cristianos, incluyendo los pastores, oficiales de iglesia, y los laicos, van a toda clase de reuniones a llenar su vacío de poder, de reuniones especiales de rezo en la montaña y a las reuniones carismáticas especiales del movimiento y a las reuniones especiales para imponer las manos. Tales personas se mantienen seriamente en Dios, lamentándose y ayunando ante Él. Su propósito es conseguir que su ministerio sea aprobado por los hombres, creyendo que ministrar apropiadamente puede suceder solo cuando se acompaña por la clase de poder carismático que se demuestra en la Biblia. Pero cuando las personas intentan así desesperadamente ser arropados con el poder de Dios, el diablo aparece como Jesús y les da su poder satánico. 
 

¿Cómo Trabaja el Misterio de la Iniquidad? 

Judas 1:11, “¡Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín, y se lanzaron por lucro en el error de Balaam, y perecieron en la contradicción de Coré”. ¿Cuál, entonces, es el camino de Caín? Caín salió de la presencia de Dios después de que el Señor lo castigara. Se alejó de Dios y alejarse de Dios es no creer en el evangelio del agua, de la sangre y del Espíritu dado por el Señor. 
Aquellos que están atrapados por el trabajo de Satanás por el dinero. El pasaje arriba continúa, “se lanzaron por lucro en el error de Balaam”. Los pastores que son atrapados por Satanás están ministrando en última instancia para hacer dinero. Encarcelados por Satanás, hacen las obras de falsos profetas. Estos falsos profetas lo aman cuando sus multitudes traen mucho dinero como ofrendas a su iglesia. Dan la bendición a sus multitudes solamente cuando traen encima mucho dinero, y después cuando no lo hacen, estos falsos profetas no las bendicen. Como esto, los que ministran mientras que están atrapados por Satanás están ministrando en última instancia por el motivo del dinero. 
Si usted reparte mucho dinero, cuanto antes le hacen diácono o un anciano. Pero si usted no trae bastante dinero, entonces usted no puede ser un anciano. 
Las personas a las que se refiere en el pasaje anterior que trabajan solamente por el dinero. ¿Quiénes eran ellos? El pasaje se refiere a Balaam, profeta del Antiguo Testamento, que condujo al pueblo de Israel a caer en el mundo secular vendiéndolos por dinero. Las personas que son como Balaam, y que trabajan con el poder de Satanás, son las que trabajan solamente por el dinero. 
El pasaje finalmente nos dice que tales personas “perecieron en la contradicción de Coré”. Estas personas forman sus propios grupos y se mantienen contra la Iglesia de Dios. Las personas que aman el dinero al final se convierten en alguien que está parado contra Dios. 
Judas 1:12, “Estos son manchas en vuestros ágapes, que comiendo impúdicamente con vosotros se apacientan a sí mismos; nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos; árboles otoñales, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados”. 
Aquellos que ven a las personas solamente en términos monetarios son genios para engañar otros y son expertos en el robo de los seguidores del dinero. Porque los servidores de Satanás son la clase de pastores que están solamente interesados en alimentarse sin pensar en las almas para nada. Incluso mientras que las personas creen en Jesús, muchos de ellos solo son explotados y no tienen paz en la mente, con ansiedad constante sobre sus pecados y siendo insanos por sus preocupaciones. 
Los servidores de Satanás son los que tienen inclinaciones religiosas carismáticas que plantan la fe falsa con mentiras recibiendo el poder de Satanás. Y siempre que estas personas hablen sobre la Biblia, la mezclan con mentiras, y ellos no tienen ninguna vergüenza. Por lo tanto, la Biblia los describe como “fieras ondas del mar, que espuman su propia vergüenza” (Judas 1:13). 
Cuando vengan los tiempos del final de este mundo, los demonios trabajarán más duramente, y así que los servidores de Satanás también se ejercitarán con más poder. En los tiempos del final, antes de que Cristo Jesús vuelva, Satanás trabajará intensamente dentro de las iglesias en esta tierra. Como tal, los demonios entonces serán aún más desenfrenados, conduciendo fuera demonios y profetizando.
Lo que es más importante para aquellos que no han nacido de nuevo es que deben de creer en Jesús para saber y para creer en el evangelio del agua y del Espíritu dados por el Señor, y de tal modo recibir la remisión del pecado y el regalo del Espíritu Santo. Y teniendo el Espíritu Santo, tendrán la vida eterna. Pero los servidores de Dios de estilo propio que son atrapados por Satanás, después buscan solamente las bendiciones de la carne, el poder de curar, hablar en lenguas y experimentar milagros como deseo y propósito únicos. Esta es la razón por la cual estas personas afrontan siempre las experiencias extrañas dadas por Satanás. 
En el mundo de hoy, cuando alguien comienza a hablar en otras lenguas en alguna de las casas de rezo, las personas alrededor le aplauden por hacer eso. Y aquellos que no pueden hablar en lenguas son especialmente puestos juntos en un cuarto en donde un amaestrador les enseña cómo hablar en lenguas, repitiendo, “Lul-lul-lu-lujah-lujah, Lul-lul-lu-lujah-lujah, aleluya.” Cuando intentan pronunciar esta frase rápidamente, lo qué hablan se convierte el guiriguiri incomprensible, arrojando fuera extrañas palabras como si funcionara una mala cinta de grabación (intentando hablar más rápidamente, las lenguas de las personas se traban). Cuando el 80 por ciento de ellos hayan perdido ya la razón y sus lenguas todas trabadas, ¿cómo podrán cualquiera de ellos pronunciar correctamente? Es porque a las personas les imponen las manos de los fanáticos que son poseídos por los demonios y que ellos mismos poseen estos demonios que se mueven sobre ellos y moran en sus corazones. Es porque al ser poseídos por el demonio que se hablan palabras demoníacas. 
No nos engañemos por las obras de los demonios, sino creamos que el Espíritu Santo verdadero trabaja en los corazones y en los alrededores de los que creen en el evangelio del agua y del Espíritu escrito en la Biblia. Incluso ahora, los trabajos inicuos de demonios se están revelando entre los que persiguen la fe carismática. 
 

Pero Incluso si Usted se Arrepiente en ese Día 

Mateo 7:22-23 indica, “Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?
Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad”. Muchas personas creen que actuando como un profeta en el nombre del Señor, expulsando demonios, y haciendo maravillas en Su nombre son todos trabajos de Dios y del Espíritu Santo. Hay personas en el cristianismo de hoy que afirma que el expulsar demonios es trabajo del Espíritu Santo, porque muchas personas creen que cuando estas maravillas son realizadas por algunos ministros, ellas creen que son trabajos del Espíritu Santo. 
Pero la Palabra dice que tales cosas no son los trabajos del Espíritu Santo. Claramente registra que el poder de expulsar demonios, señales, milagros, y de hacer maravillas son los trabajos de Satanás. A pesar de todo esto, las personas creen que son los trabajos del Espíritu Santo. Los trabajos de Satanás vienen a los que deben ser destruidos, y las personas que persiguen tales señales y milagros no pueden ser salvadas. Por lo tanto, la Biblia nos advierte, diciendo, “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo” (1 Juan 4:1).