The New Life Mission

Sermones

Tema 8: El Espíritu Santo

[8-15] < Juan 8:31-36 > Usted puede Vivir en el Espíritu Santo sólo cuando conoce la verdad

( Juan 8:31-36 )
“Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Le respondieron: Linaje de Abraham somos, y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: Seréis libres? Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado. Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre. Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.”
 

¿Qué tenemos que hacer para vivir en el Espíritu Santo?
Debemos creer en el bello evangelio del agua y el Espíritu y vivir por fe.

¿Usted sabe que es la verdad? Jesús dijo, “yo soy la verdad” (Juan 14:6). Así que conocer a Jesús es conocer la verdad. ¿El Espíritu Santo mora dentro de usted gracias a su fe en el bello evangelio? Usted debe reconocer que el bautismo de Jesús y su sangre en la cruz son la personificación del bello evangelio y creer en él.
Hoy día muchas personas frecuentemente usan la expresión ‘nacido de nuevo.’ “Las personas deben nacer de nuevo. La política debe nacer de nuevo. La religión debe nacer de nuevo.” Ellos usan la frase como un sinónimo de mejorar. Sin embargo, nacer de nuevo no significa mejorar de la naturaleza de la carne. Nacer de nuevo significa recibir la vida en el Espíritu Santo oyendo y creyendo en el bello evangelio del agua y el Espíritu.
 

¿Cuáles son las palabras de verdad que Nos permiten nacer de nuevo?
 
¿Por qué el hombre debe nacer de nuevo? El hombre está incompleto, así que él debe recibir al Espíritu Santo para que more en él y así nacer de nuevo como hijo de Dios. Nosotros podemos ver a muchas personas que creen en Jesús pero que no tienen la vida en el Espíritu Santo. Nicodemo era un hombre legalista de los judíos. Nicodemo que aparece en Juan capítulo 3 era un líder del Judaísmo que trató de guardar la ley de Dios. Sin embargo, él estaba trabajando como un líder de una religión de personas, pasando por alto la vida en el Espíritu Santo.
Nosotros debemos creer que en el bello evangelio del agua y el Espíritu Santo para recibir la vida en el Espíritu Santo, y debemos vivir por fe. El hombre sólo puede recibir la vida en el Espíritu Santo cuando él llega a creer en las palabras de verdad en el bello evangelio del agua y el Espíritu Santo. Jesús dijo, “Si os he dicho cosas terrenales y no creéis, ¿cómo creeréis si os digo las celestiales?” (Juan 3:12)
El bello evangelio del agua y el Espíritu es como sigue. Nuestro Señor nació en este mundo, fue bautizado por Juan a la edad de 30, murió después de tres años al ser crucificado, resucitó y así nos liberó de todos nuestros pecados. Él se volvió el Salvador para aquellos que creen que Jesús fue bautizado por Juan y resucitó de la muerte. Él concedió la remisión de pecados y la vida en el Espíritu Santo a aquellos que creyeron en este bello evangelio.
Aquellos que todavía tienen el pecado en sus corazones deben ser perdonados de sus pecados creyendo en el bautismo de Jesús y su sangre. El hombre no puede ayudarse a sí mismo, sino que comete pecados ante Dios y por ello puede salvarse aceptando a Jesús como su Salvador. Jesús lavó todos los pecados del mundo con el bello evangelio del agua y el Espíritu. Todos los pecadores pueden salvarse escuchando y creyendo en el bello evangelio del agua y el Espíritu. Aquellos que creen en este bello evangelio son bendecidos con la vida en el Espíritu Santo.
“Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del hombre sea levantado” (Juan 3:14). En el Antiguo Testamento, pese a que el pueblo de Israel cometió pecados, y por ellos fueron mordidos por las serpientes ardientes en el desierto, y estaban muriendo desesperadamente, muchos pudieron vivir mirando a la serpiente de bronce colocada en un asta. 
Igualmente, tenemos la vida en el Espíritu Santo. Jesús da la vida en el Espíritu Santo a aquellos que creen en el bello evangelio. Satanás nos impide conocer el bello evangelio del agua y el Espíritu e intenta bloquearnos para no recibir el Espíritu de Verdad. Sin embargo, Dios nos bendijo con el perdón de pecados y la vida en el Espíritu Santo a través de nuestra fe en el evangelio del bautismo de Jesús y su sangre.
Usted también puede recibir la vida en el Espíritu Santo si usted cree en este bello evangelio. ¿Usted reconoce este bello evangelio como verdadero ante Dios? ¿Cree usted que puede recibir la vida en el Espíritu Santo creyendo en esto, el verdadero evangelio?
El Señor dijo que conoceríamos la verdad que nos salva de todos nuestros pecados. “Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres” (Juan 8:32). ¿Conoce usted la verdad del bello evangelio que nos salva y nos bendice con la vida en el Espíritu Santo? Si usted acepta este evangelio, usted seguramente recibirá la Vida en el Espíritu Santo.