The New Life Mission

Preguntas Frecuentes sobre la Fe Cristiana

Tema 1 : Nacer de Nuevo del agua y el Espíritu

1-7. Romanos 8, 30 nos dice: “Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó a éstos también justificó; y a los que justificó, a estos también glorificó”. ¿Esta es la palabra sobre la consagración gradual?

Esto no es acerca de la consagración gradual. Muchos teólogos y predicadores falsos han enseñado: “Las personas que confían en Jesús van a cambiar gradualmente y ser completamente consagrados en carne y espíritu,” y muchos han confiado en esto.
Pero, de hecho, las personas se ponen más tercas. Y los pecados en su corazón crecen con el tiempo. ¿Cómo la consagración de las personas puede depender del tiempo? La palabra ‘consagración gradual’ es lo que Dios odia y el diablo quiere usar.
Las personas sólo pueden ser justas si ellas no tienen relación con los pecados. Como Jesús quitó todos sus pecados con Su bautismo y se consagró a Sí mismo para pagarlos, las personas se hacen justas gracias al bautismo y a la sangre de Jesús. Las personas se hacen justas a través de la confianza en el hecho de que Jesús mismo quitó todos sus pecados.
La palabra ‘consagración’ significa ‘ser santo’. Tratar de ser consagrado por uno mismo es no confiar en la verdad.
La consagración gradual también deriva del deseo espiritual de las mismas personas. Todas las religiones tienen una palabra para la consagración, pero nosotros, que confiamos en Jesús, no debemos poner importancia en la palabra misma.
No somos consagrados gradualmente por confiar en Jesús; nos hacemos justos una vez para siempre por confiar en el bautismo y sangre de Jesús, el Evangelio de la salvación espiritual. Las personas justas son nacidas de la fe en el Evangelio del bautismo y la sangre de Jesús.